Faltan medicamentos contra el VIH y la hepatitis en la provincia de Buenos Aires

Según información suministrada por José María Di Bello, presidente de la fundación Grupo Efecto Positivo, la provisión pública y gratuita de medicamentos para VIH, tuberculosis y hepatitis tipo «C» a nivel nacional afectó a varias provincias, entre ellas la de Buenos Aires. Medicamentos que entraron en zona de riesgo para lo que resta del año. En consecuencia, al menos unas 15 mil personas se encuentran expuestas a no recibir los medicamentos que el Estado nacional debe garantizarles por ley.

En cuanto a esta fundación, integrada incluso por pacientes que padecen las enfermedades antes descritas, afirmaron en declaración a la prensa que «el gran tema es que en estos momentos hay faltantes, nos están entregando medicamentos en varias provincias, nosotros llevamos adelante todos los años el observatorio de las compras publicas de medicamentos para VIH, hepatitis y tuberculosis y hemos detectado que todas estas denuncias que nos están llegando».

De igual forma, Bello informó que en el stock faltan «Tres (3) medicamentos fundamentales para el VIH, en agosto ya van a haber cuatro (4) medicamentos más, y a fin de año serán más de dieciocho (18) los medicamentos faltantes». De esta manera, «significa que las personas no van a tener acceso a su tratamiento», incluso «en algunos casos ya les están dando fraccionado para 15 días y en otros casos compulsivamente les están haciendo cambios de drogas» en cuanto a este medida el experto asegura que es «algo que debería ser estudiado para no generar resistencias del virus a esquemas y quedarnos con pocos esquemas, esto atenta contra nuestra salud y nuestra vida», aseveró.

¿Qué puede pasar si esto no se corrige?

Ante la pregunta, el representante de la fundación comentó que «en estos cuatro años hemos tenido faltantes, pero este año en particular, y lo que nosotros ya hemos detectado porque hemos hecho el análisis de los expedientes de compra, que se han abierto este año y de los 18 medicamentos que yo estoy mencionando solamente hay abiertos 3 expedientes de compras».

Por otra parte, detalló que es muy importante tener «en cuenta que cada expediente de compra tarda aproximadamente (por las cuestiones burocraticas) entre seis y siete meses, con lo cual si no están iniciados los expedientes de compra, esto quiere decir que no solamente nos hemos quedado sin stock, sino que en los próximos meses no vamos a adquirir estos medicamentos». Lo que significa «varios meses de faltantes y de personas que no van a tener acceso al tratamiento», en pocas palabras es «atentar contra la salud y vida de miles de personas» asegura Bello. Para finalizar su declaración aclaró que de no resolverse la situación en las próximas horas, «tendremos que tomar la calle para conseguir una respuesta urgente».