Fuente: Facebook oficial de Alberto Fernández.

El presidente Alberto Fernández se refirió al impacto de la pandemia por coronavirus en la Argentina, y cómo se viene desarrollando la cuarentena. El dirigente se mostró “muy preocupado” por el avance del COVID-19 en Argentina y las cifras registradas. Asimismo señaló que se trata de una enfermedad que llegó al país “por los privilegiados que pudieron viajar a Europa”.

El pasado viernes el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio en todo el país. La normativa restringe la circulación de la gente en la calle, salvo por causas de primera necesidad. La normativa estará vigente hasta el próximo 31 de marzo y no se descarta que el Gobierno extienda los días de cuarentena, informa la nota de El Intransigente.

En declaraciones a Radio Rivadavia, Fernández llamó a la sociedad a que permanezca en sus casas respetando la cuarentena obligatoria. Ante la cantidad de personas detenidas por violar la cuarentena, el Presidente aseguró que serán “inflexibles” con quienes no respeten las medidas oficiales. “Cuesta mucho hacerles entender que es por el bien de ellos”, señaló.

En ese sentido advirtió que más de 30.000 argentinos desoyeron la recomendación del Gobierno y salieron del país después del 13 de marzo. “Ésta es una enfermedad que nos llega a nosotros por los privilegiados que pudieron viajar a Europa”, expresó y agregó que quienes más sufren el aislamiento “es la gente que vive en barrios muy humildes”.

Este domingo, el Presidente también se refirió a la posibilidad de que se declare el estado de sitio, ante el incumplimiento de la medida preventiva. “No quisiera llegar a eso, porque solo hablaría muy mal de la sociedad argentina”, expresó. “Tenemos todo el sistema legal como corresponde, para que el que no entienda, pague las consecuencias. Pero no hace falta un estado de sitio”, agregó.