En la jornada del domingo, el presidente Alberto Fernández mantuvo una comunicación con el Noticiero de A24. Durante la transmisión del programa que conduce Antonio Laje, el mandatario se refirió a la llegada del coronavirus a Argentina. Hizo especial hincapié en las medidas de prevención contra el coronavirus y el impacto del COVID-19 sobre la economía.

En primer lugar, el titular del Ejecutivo apuntó contra los ciudadanos que desacataron la cuarentena. Al respecto expresó: “Estoy enojado con los incumplen porque me parece que no son conscientes del riesgo en el que se ponen y del riesgo en el que ponen a otros. El método no es escrachar a nadie, el método es denunciar. Hay líneas donde pueden denunciar y plantear donde está el problema”, según informa la nota de El Intransigente.

A su vez, Fernández señaló importantes avances durante la jornada de hoy. Sobre este punto, el presidente precisó: “Hoy el nivel de acatamiento fue mucho mayor que el de ayer. Ayer pasaban 350 autos por hora, hoy apenas pasaban 50. El control fue muy estricto y alcanzó prácticamente a todos los autos que circulaban”.

“Me parece que poco a poco los argentinos vamos a ir entendiendo el riesgo al que se expone el que circula”, agregó en la entrevista televisiva. Se esperan que los resultados de la cuarentena no sean inmediatos y tendría un impacto positivo en los índices luego de varios días. También adelantó que ya se descentralizaron las pruebas de coronavirus y varias provincias cuentan con la posibilidad de hacerlas.

El futuro de la cuarentena

Por último, Fernández hizo una mención especial a las personas que colaboran con la política sanitaria: “Hay que darles un lugar de privilegio a las enfermeras, los enfermeros, los médicos, las fuerzas de seguridad. A todos tenemos que estarles agradecidos porque se están exponiendo y por eso tenemos que ser muy severos con los que circulan”. Finalmente explicó que el aislamiento puede prolongarse aún más: “Es una posibilidad prorrogar la cuarentena”