En el día de hoy, el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo brindó declaraciones nuevamente sobre la situación alarmante de los niños wichi en Salta. El funcionario manifestó su preocupación sobre la desnutrición que están viviendo y que afecta a la población de esa localidad. Principalmente, identificó que «el problema estructural es el agua», señaló.

En diálogo con Radio Rivadavia, Arroyo analizó la situación y localizó el foco del problema de la malnutrición en el agua contaminada. «Hay varios problemas en el caso del norte de Salta. El problema estructural es el agua. Al tomar agua en mal estado, los chicos tienen diarrea, de ahí tienen deshidratación, y de ahí tienen malnutrición«, explicó.

Fuente: Twitter oficial

De todas formas, el funcionario admitió que «hay falta de alimentos, claramente», pero consideró que la combinación de la «mal nutrición» con el agua contaminada provoca que la situación se agrave. «Hay una gran parte de la población con bajo peso, más el agua, todo junto a la vez, genera el problema», expresó Arroyo.

Tal como informó el Cívico, el funcionario dijo que “la situación en Salta es gravísima” y señaló que “hay más de 32 chicos que están internados” por problemas alimenticios, además de los siete que fallecieron. Ante esto, comentó que están llevando a cabo “acciones de rastrillaje” y están buscando “solucionar el problema del agua potable”.

En relación a esto, contó que “el Ejército está trabajando con maquinarias en los pozos de agua” y que “se está haciendo un rastrillaje para ver cómo está la situación de los chicos que no están internados”. “Tienen que ver con la emergencia y en cuanto a lo estructural, estamos haciendo un esfuerzo muy importante para solucionar el problema del agua”, insistió.