POLÍTICA

Patricia Bullrich defendió con todo a los que participaron en la movilización de este fin

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, se subió al cuadrilátero y defendió a capa y espada a las miles de personas que se movilizaron el pasado fin de semana, en apoyo rotundo al presidente Mauricio Macri, de igual forma y aprovechando la oportunidad pidió «no estigmatizarlos». De esta manera, la funcionaria abrió el paraguas, en medio de la lluvia de incomodidades y señalamientos que difundieron los representantes de la oposición, sobre todo el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois.

Por otra parte, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, dijo que no entendía que «haya gente que se molestó» con la marcha y, en alusión a Grabois, agregó que «mucho menos a un chico bien que cree que tiene el monopolio de la calle y se hace el popular tratando de comerse las eses». Además, el titular del Palacio Pizzurno consideró que «este fin de semana hubo una gran demostración de la ciudadanía» en referencia a la cantidad de personas apegadas al Gobierno Nacional, según informó Noticias Argentinas.

En tanto Grabois, dijo a través de las redes sociales que la foto que vio «es de gente con sentimiento gorila». A lo que por supuesto, tuvo que responder Bullrich, y aclaró que «Si Grabois piensa eso, es generar la lógica del kirchnerismo mediante la profundización de un sentimiento de división de los argentinos que no compartimos para nada», afirmación que realizó en la conferencia de prensa que dio junto a Finocchiaro tras la reunión de Gabinete que encabezó Mauricio Macri.

En Twitter, el referente de la CTEP había calificado a los ciudadanos que marcharon el sábado como un «selecto club de garcas, hipócritas y fanfarrones con mucha plata, poder y medios, pero con poco cerebro y sin corazón». No sólo Grabois criticó la movilización, sino que también lo hicieron otros dirigentes de la oposición, como José Luis Espert, candidato presidencial del Frente Despertar, quien indicó que «se trató de una marcha para darse ánimo entre ellos» después de la dura derrota en las PASO.

Aunado a esto, Nicolás del Caño, candidato a presidente del Frente de Izquierda, señaló que fue «una marcha de un núcleo muy duro del Gobierno y que no modifica la perspectiva de derrota del macrismo, que ya está consolidada», en donde resaltó los resultados de las elecciones primarias y las calificó de irreversibles. Al mismo tiempo que detalló que una marcha no cambia el curso de las elecciones y mucho menos mejoran la situación político-económica que se encuentra enfrentando la Argentina .

Comenta con Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar