“El daño que se ha hecho difícilmente se pueda reparar en dos meses”

Fuente: https://twitter.com/alferdez

En referencia a las medidas económicas anunciadas por el Gobierno la semana pasada.
<a href="https://elcivico.com/economia/2019/08/20/el-dano-que-se-ha-hecho-dificilmente-se-pueda-reparar-en-dos-meses/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-08-20T21:10:36-03:00">agosto 20, 2019</time></a>

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo la tarde de este martes que “el daño que se ha hecho difícilmente se pueda reparar en dos meses”, en referencia a las medidas económicas anunciadas por el Gobierno la semana pasada, aunque se mostró abierto a mantenerse en contacto con el presidente Mauricio Macri. A pesar de que ofreció su colaboración en lo que estuviese en sus manos, recalcó en varias oportunidades que la responsabilidad de solventar todos los problemas ocasionados era única y exclusiva tarea del Gobierno Nacional, pues aseguró que este lo había causado.

Fernández confirmó que integrantes de su equipo económico se entrevistarán con el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, para analizar la coyuntura nacional tras las PASO, aunque relativizó la eficacia de las medidas que impulsa el Gobierno para tratar de morigerar el impacto de la última devaluación en el bolsillo de los ciudadanos.”El daño que ya se hizo no creo que se pueda reparar en dos meses”, expresó el candidato presidencial opositor en diálogo con Radio 10, aunque agregó: “Cuando hablé con Macri le dije que me hablara las veces que hicieran falta. Entiendo la incomodidad de él. Pero es él el que tiene que decidir. Si en algo podemos ayudar bienvenido sea”.

Además, Fernández sostuvo que la fuerte suba que experimentó el dólar el día posterior a las elecciones primarias (PASO) “fue una profecía autocumplida por lo que ellos mismos dijeron”, en referencia a los referentes del oficialismo.”Ellos decían: ‘Si no somos nosotros es el caos, si no gobernamos nosotros somos Venezuela’. Y entonces vino el caos”, explicó el dirigente y agregó: “Macri está en una situación que no le deseo a nadie”, según información suministrada por Noticias Argentinas (NA).

Por otra parte, Fernández volverá mañana a la provincia de Mendoza para apuntalar la candidatura a gobernadora de la senadora nacional de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti, que busca dar el batacazo en las elecciones provinciales del 29 de septiembre. Si bien formalmente la campaña nacional se retoma el 7 de septiembre, el tour proselitista de 48 horas que Fernández tiene previsto en Mendoza marcará su vuelta al primer plano de cara a las elecciones nacionales del 27 de octubre, tras el triunfo en las PASO con más de 15 puntos de ventaja sobre Macri.

El adelantamiento de las elecciones en Mendoza respecto del cronograma electoral nacional fue la excusa que Fernández necesitaba para volver al ruedo: viajará a la provincia cuyana con el diputado nacional Felipe Solá, su vocero Juan Pablo Biondi y el coordinador del Grupo Callao, Santiago Cafiero, quienes conforman el núcleo del naciente “albertismo”. Si bien todavía no se difundió una agenda, trascendió que las primeras horas de su estancia en Mendoza las dedicará a actividades en la capital provincial.

Cabe resaltar que por la tarde Fernández y su equipo se trasladarán al norte, en tanto que el viernes partirán al sur mendocino, con el foco principal puesto en la ciudad de San Rafael, de gestión peronista. Fernández Sagasti, una joven abogada que de la mano de La Cámpora fue diputada nacional y ahora senadora, es una de las dirigentes predilectas de Cristina Kirchner, quien la respaldó personalmente en la interna del peronismo mendocino, donde se impuso en junio pasado sobre el intendente justicialista de Maipú, Alejandro Bermejo.

La colega de la ex presidenta en la Cámara alta quedó muy bien posicionada para enfrentar el 29 de septiembre al radical Rodolfo Suárez, el candidato que apoya el gobernador Alfredo Cornejo para sucederlo y que resultó ser el más votado en las primarias locales. No obstante, en el Frente de Todos se entusiasman con dar vuelta el partido y apelan a los resultados de las primarias nacionales del 11 de agosto, cuando la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner superó por escaso margen (41% a 37,7%) a la del presidente Mauricio Macri y Miguel Pichetto, según informó NA.

En el espacio político de Fernández especulan con que el envión del triunfo categórico en las PASO presidenciales mejore las chances de la camporista frente al postulante del oficialismo provincial. Luego de la visita a Mendoza, el comando electoral del Frente de Todos tiene en mente una nueva incursión en Córdoba, donde Fernández intentará convencer al gobernador Juan Schiaretti para que juegue decididamente a favor de su candidatura. También habrá un viaje a Mar del Plata, donde el kirchnerismo tiene expectativas en arrebatarle el gobierno a Cambiemos con la candidatura de la diputada nacional Fernanda Raverta.