Vidal, reunión de Gabinete y conferencia de prensa tras su derrota en las PASO

Luego del contundente triunfo de Axel Kicillof en Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal debía tomar cartas en el asunto para repensar su gestión no solo de aquí a octubre, sino de aquí a diciembre. La mandataria perdió en 78 de los 135 que componen la provincia, por lo que se hacía necesario convocar a una reunión de Gabinete para trazar estrategias para lo que resta de ejercicio del poder. Asimismo, el encuentro servirá para evaluar cuáles fueron las fallas del oficialismo para que el pueblo decidiera retornar al sistema que por 28 años gobernó y que Cambiemos sucedió. La dirigente brindará una conferencia de prensa a las 15:00.

En las oficinas del Museo Nacional Ferroviario, ubicado en el barrio porteño de Retiro, Vidal inició a las 12:00 de este lunes una reunión con sus ministros tras haber sido vencida por la fórmula del Frente de Todos. La cita en la Avenida del Libertador al 300 fue fijada por la líder del Ejecutivo provincial para analizar el resultado que su espacio obtuvo en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se celebraron este 11 de agosto. La búsqueda de los porqués será dura, ya que el Gobierno deberá evaluar la diferencia de 15 puntos porcentuales que tuvo con respecto a la fuerza más votada ―49,34% contra 32,56%―.

La derrota

Vidal perdió 78 de 135 batallas, pero, sin duda, la que la hirió de muerte fue la que dio en el conurbano bonaerense, principal zona que explica la diferencia de más de 1,5 millones de votos que tuvo con Kicillof. Y es que el exministro de Economía logró el apoyo de la Primera y la Tercera, zonas de gran densidad poblacional, mientras que la gobernadora contó con el apoyo de los vecinos de la Quinta, la Sexta y la Séptima, con menor cantidad de habitantes. El resto de las secciones electorales ―la Segunda, la Cuarta y la Octava― también quedaron en manos del diputado.

En los distritos del conurbano, la mandataria solo se impuso en Vicente López y en San Isidro, donde también triunfaron los jefes comunales oficialistas, Jorge Macri y Gustavo Posse, respectivamente. Sin embargo, el peronismo se metió con firmeza en territorios macristas en estas PASO. Fue así que logró vencer en Morón, Pilar, Tres de Febrero, Lanús y Quilmes, entre otras localidades afines al Gobierno. Con los resultados cosechados este domingo, el PJ tuvo un avance concreto en su objetivo de recuperar los dominios perdidos en los comicios de 2015.

Al no haber balotaje en la provincia, Kicillof tiene gran parte del camino hacia la gobernación bonaerense allanado, gracias a los 4.615.052 sufragios que reunió en su favor. La situación de Vidal es por demás compleja, ya que reunió 3.045.945 y debería superar los 1.569.107 votos que la separan de su rival del Frente de Todos. La reunión de Gabinete que se desarrolla por estas horas y cuyas conclusiones serán comunicadas a las 15:00 en una conferencia de prensa servirá como puntapié inicial para comenzar a trabajar en la campaña hacia las elecciones generales de octubre.