Frente de Todos se reúne para afinar discurso ante la crisis cambiaria

Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, y compañera de fórmula, Cristina Kirchner, acompañados por el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunieron hoy para hacer un balance de las PASO y alinear el discurso sobre la crisis cambiaria, en medio de las acusaciones del Gobierno por las consecuencias económicas del golpe de mercado. Aunque el encuentro en las oficinas de Cristina Kirchner, ubicadas en el barrio porteño del Congreso no fue extenso, alcanzó para consensuar los pasos a seguir después de la holgada victoria que perfiló al Frente de Todos como amplio favorito para octubre.

El cónclave se desarrolló luego de que se conociera el mensaje del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en el que el funcionario macrista reconoció la «contundente victoria» del peronismo, pero con una lectura sobre el resultado de las urnas que explica «la reacción de los mercados» de este lunes al «riesgo de volver al pasado». Esa lectura no fue bien recibida en el entorno de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner porque desliga la responsabilidad del Gobierno en la administración de la crisis y asocia el caos cambiario a la voluntad popular que se inclinó mayoritariamente por el Frente de Todos.

Al salir de la reunión, Fernández tomó contacto con la prensa, que se encontraba esperando su salida ubicados sobre la calle Rodríguez Peña. En tanto, negó que el presidente Mauricio Macri lo haya convocado al diálogo después de conocerse la abultada diferencia de casi 16 puntos en las PASO entre uno y otro, a lo que declaró: «(Macri) no me llamó en todos estos años, no creo que tenga que llamarme ahora», de estas manera desmintió algunos rumores levantados por la opinión pública, según información suministrada por Noticias Argentinas.

De igual forma, aprovechó el momento para continuar con la celebración que la embargó la noche de este domingo, afirmando que «único» integrante que lo llamó tras la victoria fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Asimismo, en el tema que estremeció a todo el país, se refirió a las alteraciones en el mercado, y le adjudicó la responsabilidad a Macri sosteniendo que: «es lo que pasa cuando un Gobierno pasa tantos años no diciendo la verdad de la economía a la gente», acusando de esta manera al gobierno de mentir, en cuanto a la situación de la Argentina.

En el mismo marco de alegría y agradeciendo a sus votantes, reconoció que: «Estamos muy contentos, disfrutando del acompañamiento de la gente, entusiasmados». Por otra parte, cabe destacar que la ex presidenta había arribado por la mañana a Aeroparque proveniente de Ríos Gallegos -desde donde había seguido el triunfo electoral- y fue recibida por empleados aeronáuticos que la ovacionaron y la recibieron al grito de «Vamos a volver», luego de no poder llegar la noche del domingo por motivos ajenos a su voluntad.