El fiscal de la causa que lleva en manos el juicio de la causa «Vialidad», Diego Luciani, se pronunció una vez más en contra de que esta se traslade al país cubano a visitar a Florencia su hija. Aunado a esto, Luciani también se opuso a los anteriores viajes a la isla, pero el Tribunal Oral Federal 2 finalmente autorizó estas salidas del país de la actual senadora. Aunque en esta oportunidad concurrió a pedir permiso, se encuentra acusada por formar parte de una asociación ilícita, congregación que vendría cometiendo delitos relacionados con la obra pública.

Esta semana Cristina Fernández de Kirchner volvió a pedir autorización para viajar a Cuba, donde su hija Florencia se encuentra realizando un tratamiento médico. Por medio de su defensa realizó una presentación ante los jueces del Tribunal Oral Federal, donde se la juzga como presunta integrante de una asociación ilícita vinculada a delitos relacionados con la obra pública. El pedido es para ausentarse del país desde el próximo 25 hasta el 30 de agosto, luego de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se realizarán el próximo domingo 11 de agosto.

En ese marco, el fiscal de la causa Diego Luciani se pronunció en contra de que la dirigente imputada abandone el país. Según informó el portal Infobae, el fiscal sostiene que en la solicitud no se explican los motivos del viaje. No obstante, la autorización final dependerá de lo que resuelvan los jueces del tribunal Andrés Basso, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini, según información suministrada por el diario El Intransigente. Se trata de la cuarta autorización que pide la exmandataria para viajar a Cuba: tanto en marzo, como en abril y en junio, Cristina Fernández de Kirchner recibió la autorización para viajar a la isla.

Además, la actual senadora nacional también había sido autorizada a faltar a las primeras audiencias del proceso, en caso de que interfirieran con su actividad parlamentaria. En caso de ser aprobado su pedido, la referente del Frente de Todos podría perderse la audiencia programada para el lunes 26 de agosto. Sin embargo, antes de que se confirme la solicitud, el tribunal ya había autorizado a los acusados a no asistir en esta instancia del proceso, permitiendo que los abogados asistieran en representación de cada uno de los imputados.

Cristina Fernández de Kirchner se encuentra imputada por “asociación ilícita y defraudación de la administración pública”, en el marco de la causa conocida como “Vialidad”. El proceso judicial, que se encuentra en etapa de juicio oral y público, investiga el supuesto direccionamiento de la obra pública hacia la firma “Austral Construcciones” en Santa Cruz, propiedad del empresario Lázaro Báez, según información suministrada por el diario El Intransigente.