Los señalamientos en contra de la empresa Smartmatic no se detienen

Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, reafirmó la tarde de hoy que gracias al nuevo sistema de recuento provisorio «no puede y no va a haber manipulación en la carga» de los votos y «los resultados van a estar mucho antes» que en las elecciones anteriores. Esto para tranquilizar la ola de acusaciones y señalamientos que empezaron a sumarse en los últimos días, en donde se aseguraba que no serían unas elecciones transparentes. Entre otras cosas, el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales resaltó que «no hay ninguna razón técnica para impugnar un sistema que da más garantías»

Tras estos señalamientos, el funcionario volvió a defender a la empresa Smartmatic, encargada del primer escrutinio, al sostener que con la digitalización del proceso «se gana en transparencia y en agilidad». «Este sistema impide la manipulación. Antes el partido no sabía a qué hora había salido el telegrama, cuándo llegó, cuándo se cargó. Ahora el sistema marca eso. Entonces, si hay alguna manipulación en la carga, eso lo detecta el fiscal informático de la oposición», explicó en declaraciones a radio Delta. Luego de que el Frente de Todos pidiera el apartamiento de esta compañía, Pérez recordó que la Justicia Electoral «ya en una acordada del 2019 ratificó que (los comicios) debían hacerse con este sistema nuevo».

Por su parte y siguiendo el curso de la temática, el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, aseguró que «está garantizada» la transparencia del proceso electoral y negó la posibilidad de rescindir contrato con la empresa Smartmatic, ya que afirmó que «no incumplió» el plazo de entrega del software. «Está garantizada la transparencia. La garantía se la da la Justicia Electoral y el Gobierno desde el control del proceso. Lo que más nos preocupa es que la empresa cumpla los procesos», manifestó el también secretario de Modernización, según información suministrada por Noticias Argentinas.

En declaraciones a radio La Red, el funcionario nacional aseguró que la empresa Smartmatic «no incumplió» los plazos de entrega de software porque en todas las elecciones eso se realiza «96 horas antes» de la votación. «La entrega habitual es 96 horas antes porque los programas pueden tener algún ajuste. Se dejan a disposición de la Justicia para que ante cualquier reclamo tengan los originales de los programas», indicó.

En medio de esta polémica y del panorama que comenzaba a angustiar a muchos, la jueza federal con competencia electoral María Servini designó veedores judiciales para controlar la transmisión de los resultados de las primarias y decidió no tratar el amparo que presentó el Frente de Todos para apartar a la empresa Smartmatic. El frente opositor que encabeza Alberto Fernández, había presentado un amparo para solicitar que la empresa encargada de la transmisión de los datos del escrutinio sea apartada del proceso electoral, pero la magistrada decidió no tratarlo y, en cambio, optó por designar veedores.

La resolución de Servini, que se dio a conocer a última hora del miércoles, designa como veedores judiciales a personal de la Dirección General de Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Nación para «garantizar una mayor certidumbre a todas las agrupaciones políticas que participarán del acto eleccionario». Respecto del amparo presentado por el peronismo, la magistrada consideró que «no corresponde su valoración» debido «al escaso tiempo que resta entre la presentación formulada y los próximos comicios».