Berensztein aseguró que Cristina sabe que la gente no aplaude su tipo de liderazgo

Mientras el panorama se prepara para las próximas elecciones de este domingo, el analista Sergio Berensztein entabló unas palabras con la prensa, en donde señaló un tema que se volvió uno de los ejes del análisis político de los últimos tiempos. En donde ofreció su diagnostico sobre toda la actividad dirigencial en este ámbito político en base a la injerencia del peronismo en el mismo. De esta manera aclaró que la cultura política de alguna forma u otra acabó recibiendo al peronismo.

En el marco de su discurso, se centró en que “La cultura política argentina terminó aceptando y aprendiendo del peronismo, aún los sectores tradicionalmente gorilas se dieron cuenta que en Argentina hay elementos que no tienen que ver con la ideología, sino con la práctica del poder y, finalmente, todos los Gobiernos se parecen, hacen cosas parecidas, por ej, el Ahora 12″, arrancó según información suministrada por El Intransigente.

En este sentido y en el mismo orden de ideas, el especialista también detalló que en el último tiempo el peronismo así lo entendió y aceptó que existe cierto tipo de restructuración del mismo. “Al mismo tiempo, el peronismo abrazó la democracia, la lógica de la competencia electoral en su mayoría y, después de 35 años de democracia, hay un vector muy fuerte del peronismo republicano que se nota en esta elección”, aseveró.  

Luego, el analista político, coincidió con el análisis de sus colegas al advertir que hay peronismo en casi todas las fórmulas. “Mauricio Macri convocó a un peronista como vice, la fórmula de Alberto Fernández se ve muy peronista. Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey también es una fórmula de peronismo republicano de centro”, analizó según información suministrada por el diario El Intransigente.

Con este contexto, el especialista hizo hincapié y se metió de lleno en el análisis electoral: “Es una elección mas pareja de lo que hasta hace poco parecía iba ser. Es una elección muy dominada por las dos principales fuerzas. El espacio de terceras fuerzas se fueron diluyendo. En el fondo Fernández termina firmando un compromiso con gobernadores con quienes hasta hace poco estaban apostando por Lavagna y tienen un excelente vinculo con el Gobierno nacional. Hay un giro pragmático de la propia Cristina Kirchner y todo el peronismo en este sentido” 

Mauricio Macri hizo lo mismo, para ganar lo tuvo que poner a Miguel Pichettopor que no tenía credibilidad en materia de gobernabilidad.  Cuando murió Néstor Kirchner la jefa era Cristina, y cómo se resuelve este proceso electoral si gana Alberto, el jefe va ser el presidente. Mirando la historia Argentina, muchos pensaban que Néstor iba ser una especie de “chirolita” de Eduardo Duhalde y finalmente pasó lo contrario”, agregó.  

Siguiendo con este tono analítico, Berensztein englobó su idea de coaliciones políticas y gestos de ceder terreno. “El propio Macri en las PASO de 2015 sacó el 24% de los votos. Él dependía de su coalición para gobernar, sin embargo cuando fue ungido presidente, fue un presidente con el pleno ejercicio del poder. Cristina pudo haber sido ella la candidata, si decide no serlo es por que es consciente que en Argentina ni el mundo toleran liderazgos como el que ella está dispuesto a hacer“, setenció.