“Este acuerdo no es un punto de llegada, sino un punto de partida”

Mauricio Macri encabezó en la 54° Cumbre del Mercosur en Santa Fe, provincia donde se despidió de la presidencia pro tempore del bloque y le cedió el mando a Jair Bolsonaro, mandatario de Brasil. En el encuentro, se congregaron ambos jefes de Estado con sus pares de Chile, Sebastián Piñera; Uruguay, Tabaré Vásquez; Bolivia, Evo Morales, y Paraguay, Mario Abdo Benítez. La oportunidad sirvió para destacar el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), calificado por el titular de Casa Rosada de “una señal clara al mundo de que queremos que el Mercosur sea un bloque abierto, competitivo y dinámico, comprometido con la integración, el comercio y las reglas de juego claras para invertir y hacer negocios”.

Tras el histórico logro que significó para el Mercosur el acuerdo recientemente firmado con la Unión Europea en Bruselas (Bélgica), el presidente argentino destacó este jueves en el Centro de Convenciones de la Estación Belgrano que este tratado “va a potenciar el comercio y las inversiones”, según lo consignado por la agencia de noticias NA. Igualmente, el líder de Juntos por el Cambio hizo hincapié en que el pacto con la UE representa “una oportunidad para el crecimiento” del bloque sudamericano.

Para el candidato que busca ser reelegido en los comicios presidenciales de octubre, el “Mercosur es una oportunidad para el crecimiento”. Bajo ese nombre publicó una columna en el matutino El Litoral, previo a la cumbre que se desarrolló después de la histórica firma con la UE. “Le estamos dando al mundo la clara señal de que estamos comprometidos con la integración, con el comercio y, sobre todo, que queremos actuar con reglas claras”, destacó el titular del Ejecutivo nacional, cuyas declaraciones fueron recogidas por el diario El Intransigente.

“Lo más importante es que este acuerdo no es un punto de llegada, sino un punto de partida para la Argentina y para todos los miembros del Mercosur. Es un paso para seguir apostando a la consolidación institucional del bloque, la oportunidad para llevarlo al siglo XXI”, remarcó el máximo dirigente oficialista. Una de las apuestas de esta reunión en términos de integración fue ponerle fin al servicio de roaming entre los cuatro principales países bloque. Según el Presidente, esa medida permitirá “simplificar las comunicaciones tanto a quienes viajan por la región como a los que viven en zonas de frontera”, lo cual “significa mayor y mejor conectividad, un factor clave en esta era digital”.

En sintonía con sus homólogos sudamericanos, el jefe de Estado argentino subrayó que este encuentro “permite celebrar un hito histórico en la integración y proyectar juntos el trabajo que hay por delante”. En esta ocasión, Santa Fe fue la ciudad elegida para la celebración de esta cumbre de mandatarios donde nuestro país le pasó la batuta de la presidencia pro tempore a Brasil. Macri le deseó al vecino país “el mayor de los éxitos” durante su conducción del bloque y les transmitió a las autoridades brasileñas “cuentan con la mayor voluntad y el acompañamiento de la Argentina y, por supuesto, de todos los aquí presentes”.

Para concluir, destaca El Intransigente, el responsable del Poder Ejecutivo de la Argentina manifestó la importancia de continuar avanzando hacia nuevos horizontes comerciales con otras regiones. “Es un paso para seguir profundizando las negociaciones en curso e impulsar nuevas, como la convergencia con la Alianza del Pacífico, donde tenemos el potencial de construir una región productiva entre ambas costas”, destacó el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en presencia de sus pares sudamericanos.