Lavagna opinó que, a pesar de utilizar políticas diferentes, la economía no creció ni con Macri ni con Cristina

Fiel al reclamo que viene haciendo desde que reveló sus intenciones de hacerse cargo del país por los próximos cuatro años, el candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, denunció que existe una campaña sucia para desprestigiar a determinados candidatos. Puntualmente, se refirió a la calificación de marxista que Miguel Ángel Pichetto realizó sobre Axel Kicillof. “Usar calificativos de este tipo es para asustar. No es serio. Sería más serio que discutieran por qué ambos fracasaron. La economía argentina no creció ni con Cristina (Kirchner) ni con este Gobierno, siendo dos políticas completamente distintas”, planteó.

Basado en su experiencia como ministro de Economía, planteó que durante la gestión de Mauricio Macri fueron muy pocos sectores los que siguieron ganando dinero, ya que el grueso de la población perdió un 16 por ciento de salario real. “Algunos festejan el estancamiento. Son los sectores que juegan con las tasas de interés, únicas a nivel mundial. El mes pasado hubo rentabilidades del 20% en dólares. En el mundo hacen falta 10 años para conseguir eso y acá, un mes”, criticó Lavagna. Las declaraciones que el exfuncionario realizó en radio Metro fueron recogidas por el diario El Intransigente.

Por otro lado, en diálogo con el programa De acá en más, conducido por la periodista María O’Donnell, se refirió al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y remarcó que en los tres años de Cambiemos han salido del país 60 mil millones de dólares netos. “Hubo una lluvia de inversiones, pero fue de adentro para afuera. Y este año hay mil millones mensuales y se financia con dinero del FMI”, advirtió. Según Lavagna, toda esta movida financiera no tiene ningún sentido para la mayoría de la población de Argentina.

“En general, la economía argentina no tiene explicación. Ocho años de estancamiento no existen en el mundo. Es un periodo larguísimo. Estancados y algunos perdiendo y mucho”, evidenció el precandidato de Consenso Federal, quien tiene como compañero de fórmula al gobernador de la provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey. Siguiendo con su análisis económico, explicó que tanto la expresidenta, Cristina Kirchner, como el actual mandatario, Mauricio Macri, empeoraron la situación económica del país.

Tal como destacó El Intransigente, Lavagna no solo habló de economía, también se explayó respecto a los enfrentamientos entre los dos partidos de la grieta política en este contexto de campaña electoral. “Aunque muestren polarización, el 40 por ciento elegiría otra alternativa (porque) quieren cambios”, declaró. El exministro de Economía agregó a lo anterior que “las fuerzas que polarizan tienen un enorme costo por perder o no recuperar el Gobierno. Como tiene un costo enorme, son capaces de hacer cualquier cosa. Deterioran la democracia”.

Por otra parte, los periodistas del programa radial le recordaron al exfuncionario su coqueteo con Alternativa Federal, a lo que contestó: “No forme parte porque tenía información de que tres o cuatro se estaban yendo. No tenían la fortaleza suficiente para mantenerse en el ‘ni Macri ni Cristina’”. Finalmente, destacó su coherencia expresando que “el tiempo se encargó de demostrar que el único que tenía una posición firme era Juan Manuel Urtubey y terminamos juntos”. Lavagna halagó a su compañero de fórmula y afirmó que, a pesar del ofrecimiento de Macri de ser candidato a vicepresidente en el frente Juntos por el Cambio, no se dejó atraer, como sí lo hizo Pichetto.