Macri: “Si vuelve el kirchnerismo, Argentina va a entrar en un sistema autoritario”

Fuente: NA.

El Presidente dialogó con CNN en Español y analizó a sus principales rivales opositores. Asimismo, volvió a tildar de patoteros a los gremialistas
<a href="https://elcivico.com/politica/2019/07/11/macri-si-vuelve-el-kirchnerismo-argentina-va-a-entrar-en-un-sistema-autoritario/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T12:58:21-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T09:24:04-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

En plena campaña por la reelección, el presidente Mauricio Macri opinó que “si vuelve el kirchnerismo, Argentina va a entrar en un sistema autoritario”. El dirigente de Juntos por el Cambio apuntó directamente contra su principal rival en las urnas, Alberto Fernández. El mandatario confesó que mantuvo en el pasado dos encuentros con el candidato presidencial del Frente de Todos y que todo lo que el peronista le dijo en aquellas oportunidades era mentira. Tal como narraba este medio, el oficialismo considera que la definición de quién conducirá el país en los próximos cuatro años se definirá “voto a voto”. Es por ello que apunta a convencer a los indecisos para robarle voluntades a la oposición.

En una entrevista con CNN en Español, que será emitida el próximo domingo, el titular del Poder Ejecutivo nacional habló sobre las dos ocasiones en las que se reunió con el ex jefe de Gabinete. En diálogo con dicha señal televisiva, el jefe de Estado manifestó que fue “una peor que la otra”. A su juicio, todo lo que le dijo el dirigente del PJ en aquel entonces era falso. “Todo en lo que se comprometió era mentira, no fueron reuniones felices”, sostuvo el compañero de fórmula de Miguel Ángel Pichetto.

Macri también criticó sobre Cristina Kirchner, quien estuvo al frente del país antes que él y quien aspira a aterrizar en la presidencia de la mano de Fernández. El Presidente considera que la senadora nacional es una persona que “niega la realidad económica de todos los días”. “Ella ve la política de esa manera, como una imposición y como una negación porque también niega la violación sistemática de las instituciones democráticas y plantea cosas como que la Justicia deje de ser independiente”, agregó el mandamás del oficialismo.

Además, el líder del PRO cuestionó al kirchnerismo por su forma de ver la realidad. “El camino que ellos proponen genera rechazo en el mundo entero y una destrucción de futuro para los argentinos”, planteó. A su vez, opinó que esta fuerza política “intenta por todos los medios y de todas las maneras presionar y ejercer un control de los contenidos” que circulan por la prensa. El dominio de la agenda mediática y el apoyo del periodismo siempre ha sido motivo de acusaciones cruzadas entre ambos lados de la grieta. Basta con recordar que, en uno de los famosos audios filtrados, Cristina había manifestado que “Macri es un mafioso sostenido por los medios”.

Por otra parte, el ex jefe de Gobierno porteño confesó que no le sorprendió que el titular del Frente Renovador, Sergio Massa, se apartara de la tercera vía para incorporarse a las filas del Frente de Todos junto con otros sectores del justicialismo. “Habiendo hecho los esfuerzos para convencerlo de por dónde iba el mundo y habiendo visto cómo se comportó, no me sorprendió”, expresó. “Alguna ‘ventajita’ debe haber sacado…”, sugirió irónicamente el candidato que aspira a sentarse por otros cuatro años en el sillón de Rivadavia.

Críticas a los sindicatos

La entrevista con la reconocida señal periodística no fue la excepción en la cruzada de Macri contra el gremialismo. El mandatario volvió a calificar de patoteros a algunos dirigentes sindicales opositores. Uno de sus dardos fue dirigido hacia el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, a quien acusó de dejar a mucha gente sin trabajo. Semanas atrás, El Cívico planteaba que quien supo dirigir la CGT y su hijo Pablo habían recibido duras acusaciones por parte del jefe de Estado.

En la mira del responsable del Ejecutivo nacional también estaba el extitular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Omar “Caballo” Suárez. El líder del oficialismo se quejó de que por muchos años hubo algo “de cómo profundizo el estafar al otro, de cómo apropiarme del trabajo de otro, porque al final ¿qué hacía ese señor (por Suárez) que le cobraba 100 dólares a cada contenedor que entraba al puerto? Se apropiaba de parte del trabajo del productor que estaba en el Chaco o lo dejaba sin trabajo”. De acuerdo con el Presidente, esta situación se agravó durante la gestión kirchnerista.

El ex jefe de Gobierno de la Ciudad también defendió a la empresa Mercado Libre, que mantiene un conflicto con la Asociación Bancaria. El máximo dirigente del oficialismo opinó que el líder de ese sindicato, Sergio Palazzo, “quiere avanzar contra un sistema que, desde la tecnología, le mejora la vida a la gente”. “La Argentina va a ir en meses a que todos paguemos (los bienes y servicios) desde nuestro celular y el Gobierno va a estar apoyando esos desarrollos contra este tipo de actitudes prepotentes y patoteras que tiene Palazzo”, manifestó.