De la Rúa fue velado en el Congreso de la Nación

Este martes por la tarde, se despidieron los restos del expresidente Fernando de la Rúa, quien había fallecido en horas de la madrugada. Tras encabezar los festejos por el Día de la Independencia en Tucumán, el actual mandatario, Mauricio Macri, volvió a Buenos Aires para participar de la ceremonia íntima que se realizó en el Congreso de la Nación. En compañía de la primera dama, Juliana Awada, fue el primer invitado en llegar. En ese momento, solo se hallaban en el recinto la viuda, Inés Pertiné, y los tres hijos del dirigente radical, Antonio, Fernando y Agustina De la Rúa.

«Lo vamos a despedir como corresponde, era un patriota que dio todo por el país», manifestó la esposa del ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires previo al inicio formal del velatorio, que se llevó a cabo en el Salón de los Pasos Perdidos. La ceremonia se realizó a cajón abierto, con el bastón y la banda presidencial que pertenecieron al extitular de Casa Rosada colocados junto al cuerpo. Además, se había dispuesto un crucifijo detrás. Los restos del líder de la Alianza, que murió a los 81 años —como contaba este medio— luego de una larga lucha contra una afección cardíaca, fueron ingresados al Palacio legislativo por Granaderos.

El Gobierno nacional estuvo representado por sus principales figuras en la despedida a De la Rúa. La vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el canciller argentino, Jorge Faurie; el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, concurrieron al Congreso para transmitirles sus condolencias a la familia del difunto. También asistió la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien encabezó de la cartera de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos durante la gestión del exmandatario radical.

También dieron su pésame en el Salón de los Pasos Perdidos los senadores nacionales de Cambiemos Luis Naidenoff (UCR) y Esteban Bullrich (PRO), y el jefe del interbloque oficialista en la Cámara de Diputados, Mario Negri (UCR). A su vez, participaron de la ceremonia algunos dirigentes que se desempeñaron como funcionarios en la gestión del último jefe de Estado del radicalismo, Entre ellos, se encontraban Rafael Pascual, quien ocupó la presidencia de la Cámara baja nacional, y el excanciller Adalberto Rodríguez Giavarini.

Algunos políticos no participaron del velatorio realizado en el Congreso de la Nación, pero enviaron coronas de flores fúnebres que adornaron los pasillos contiguos a la sala donde se despedían los restos. Tal fue el caso de los gobernadores María Eugenia Vidal, de Buenos Aires; Juan Schiaretti, de Córdoba, y Alberto Rodríguez Saá, de San Luis. Tampoco asistió el mandatario mendocino y presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo. Sin embargo, el caudillo cuyano envió sus condolencias a través de Twitter: «Con mucho pesar, lamento el fallecimiento del ex Presidente Fernando De la Rúa. Acompaño en su dolor a sus familiares y amigos».

Macri también había optado por la misma red social para confirmar la partida de quien ocupó su puesto entre 1999 y 2000. «Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento», publicó el líder de Juntos por el Cambio. Más tarde, en los festejos del 9 de julio en la Casa Histórica de la Independencia, volvió a hacer referencia a la noticia de la muerte del político. Tal como contaba El Cívico, allí lo definió como un dirigente bienintencionado y una buena persona.

Las puertas del Palacio legislativo se abrieron al público general luego de que el mandatario y su esposa se retiraran del recinto. Cientos de ciudadanos hicieron un alto en el feriado para despedirse de quien se consagró como el primer jefe de Gobierno porteño elegido por el voto popular. A la espera de su ingreso, los asistentes formaron una larga, que llegó a rodear el Congreso de la Nación y extenderse hasta Avenida de Mayo. Finalizada la ceremonia, los restos fueron trasladados a la sala velatoria O’ Higgins, ubicada en el barrio de Núñez. Desde allí, saldrá este miércoles a las 11:00 el cortejo hasta el Parque Memorial de Pilar, donde se realizará la inhumación.