Ponce: «Nosotros no vamos a detener nuestra campaña electoral»

Si bien el 22 de junio venció el plazo para presentar las candidaturas definitivas, Consenso Federal todavía tiene una fuerte interna en la Ciudad de Buenos Aires. Luego de que la Junta Electoral impugnara la precandidatura de Miguel Ponce, Matías Tombolini será el único candidato a jefe de Gobierno porteño. Sin embargo, el dirigente radical confía en que podrá competir contra el economista en las PASO.

En declaraciones radiales, el director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI sostuvo: «Nosotros no vamos a detener nuestra campaña electoral, vamos a ir a la Justicia y seguimos tratando de ofertar esta alternativa». Su lista interna contaba con el aval de otros miembros del espacio de Roberto Lavagna, entre ellos, Margarita Stolbizer, líder del GEN, y Luis Barrionuevo, cabeza del sindicato gastronómico.

Para llegar a las urnas, la nómina de Ponce debe sortear una difícil situación, ya que pesa sobre ella la impugnación de la Junta Electoral. La boleta fue declarada nula por el organismo por presuntos errores en la carga informática de las candidaturas. Como consecuencia de ello, Tombolini pasó a ser el único candidato a jefe de Gobierno por Consenso Federal. Marco Lavagna también salió beneficiado, ya que no tendrá competencia interna en el apartado de diputado nacional.

¿De qué depende que la lista sea habilitada? De la aprobación del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad. De conseguirse esto, el periodista Carlos Campolongo podrá competir contra el hijo del precandidato a presidente como primer diputado nacional. También podrá participar de los comicios el dirigente peronista Julio Bárbaro como primer senador nacional.

En diálogo con una emisora, Ponce criticó a las principales figuras de la otra nómina. «Marco Lavagna y Tombolini eligieron una lista en la que solo están sus familiares y amigos, en la nuestra está el socialismo, el GEN y el radicalismo. Nuestro triunfo estaba asegurado y a eso le tenían miedo», cuestionó.

El radical insistió en la idea de que su impugnación «es un escándalo democrático. A Lavagna le rescatábamos la coherencia, ahora se la solicitamos de manera explícita coherencia también en la Ciudad de Buenos Aires. Queremos consenso, nuestra lista es el consenso de todos los sectores. La lista de su hijo y el amigo de su hijo es el anticonsenso».

Consultado sobre si apoyaría al economista en caso de que su lista no logre la aprobación, Ponce dejó en claro que «no lo vamos a hacer porque Tombolini demostró no ser un candidato confiable». Además, lo acusó de ser funcional al actual jefe de Gobierno porteño y aspirante a la reelección, Horacio Rodríguez Larreta.