El Bloque Justicialista postergó la designación del sucesor de Pichetto

La designación del reemplazante de Miguel Ángel Pichetto en la presidencia del Bloque Justicialista tendrá que esperar. La magra concurrencia de senadores motivó a quienes sí asistieron a la reunión de ayer a postergar esta definición. Sin embargo, el encuentro sirvió para abrir la puerta a establecer una mesa de conducción.

De los 21 legisladores que integran la bancada del PJ, asistieron diez a la junta que, como informó este medio, había sido convocada para este martes. La ausencia de la mitad de los miembros aplazó una semana la elección del nuevo presidente del bloque. Los presentes, sin embargo, no descartaron la posibilidad de conformar una conducción colegiada. Ello fue confirmado a NA por Guillermo Snopek.

El senador jujeño indicó que comenzó a hablarse de una mesa de conducción, compuesta por el cordobés Carlos Caserio y el formoseño José Mayans, vicepresidentes primero y segundo, respectivamente. El chubutense Alfredo Luenzo señaló que también formarían parte de ella el entrerriano Pedro Guastavino y una senadora. La cuota femenina podría venir de la mano de la pampeana Norma Durango o de la entrerriana Sigrid Kunath.

Desde la renuncia de Pichetto, se especulaba con la posibilidad de que se produjera un acercamiento al kirchnerismo. Sin embargo, tanto Snopek como Luenzo aclararon que la postura mayoritaria se inclina a favor de mantener el funcionamiento orgánico de la bancada, sin armar un interbloque con el Frente para la Victoria (FpV), del cual forma parte la expresidenta.

La aproximación al bloque K se encuentra en el centro de la escena para los legisladores del Partido Justicialista. Sobre todo, si se tiene en cuenta que Alberto Fernández, candidato a la presidencia del Frente de Todos, intenta negociar el armado de un interbloque. Según supo la agencia NA, la idea es atractiva para algunos de los más «duros», como Mayans, quien reconoció en diálogo con FM Cielo que «estamos trabajando en una agenda común con otro bloque para trabajar los temas que hacen falta». De allí que surja la propuesta de instalar una conducción colegiada para frenar cualquier avance en esta dirección y mantener en una misma estructura a todos los senadores del PJ.

Otro de los puntos de debate dentro de la bancada justicialista es el Consejo de la Magistratura. Hasta ayer, la preocupación era que Pichetto, que había ingresado allí como representante de la oposición, se negaba a apartarse del órgano. Sin embargo, esta mañana el compañero de fórmula de Mauricio Macri anunció que dimitirá a su cargo. «Me voy a correr, no voy a hacer de esto un elemento de desgaste. Voy a hablar con el bloque del Peronismo Federal al mediodía y hoy mismo voy a enviar mi renuncia», le comentó el senador rionegrino a Infobae.

Por otra parte, el bloque del PJ le reclamaría a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, los lugares que el legislador ocupa en las ocho comisiones que integra. Algunas de ellas son las bicamerales permanentes de Seguimiento de Contratos de Participación Público-Privada y de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia.

Un último aspecto a destacar con respecto a la reunión de este martes es la reincorporación a la bancada justicialista de los tucumanos Beatriz Mirkin y José Alperovich. Ambos senadores se habían alejado a causa de sus diferencias con el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio.