Cristina pidió autorización para visitar a su hija

Cristina Fernández de Kirchner desea reencontrarse con su hija, que está bajo tratamiento médico en Cuba. Es por ello que la expresidenta, a través de su abogado, solicitó autorización para viajar entre el 2 y el 10 de julio a la isla. El aval está en manos del Tribunal Oral Federal 2, que la juzga por fraude en la obra pública.

La líder de Unidad Ciudadana tiene intenciones de visitar a Florencia luego del cierre de las listas. La mandataria ya había viajado en abril para reunirse con ella. La menor de los Kirchner está realizando un tratamiento ambulatorio en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ), ubicado en La Habana, como consecuencia de un linfedema.

En marzo, la senadora nacional había hecho público el estado de salud de su hija para reclamar por lo que considera una persecución judicial y política en su contra. «Les pido a los que nos odian o que nos ven como enemigos que, por favor, se metan conmigo, pero no con ella», expresó CFK en un video que publicó en sus redes sociales. En ese entonces, la Justicia quería declarar a Florencia en rebeldía por no retornar al país para declarar en la causa «Los Sauces«.

Esta semana surgió el rumor en Twitter de que la hija de Néstor y Cristina estaría en Las Bahamas. Días atrás se decían que se había fugado a Miami. Ambas versiones acabaron siendo refutadas, entre otros aspectos, porque las fotos que servía de prueba o bien habían sido capturadas en Cuba, o bien habían sido tomadas de publicaciones antiguas de los medios. Incluso, había imágenes en las que directamente quien aparecía no era ella, según informó el periódico Tribuna de Periodistas.

Nuevo procesamiento para CFK

El pedido de autorización para viajar a Cuba llega un día después de que Claudio Bonadio procesara una vez más a la candidata de Unidad Ciudadana por asociación ilícita en el manejo de la obra pública durante su Gobierno. El juez federal pidió prisión preventiva y le trabó un embargo $11.502.000.000.

Cristina no está sola en este procesamiento, que se enmarca en la llamada «causa de los cuadernos». Más de cien empresarios también fueron acusados de haber cometido este mismo delito en el reparto de las licitaciones desarrolladas entre 2003 y 2015. Lázaro Báez, Ángelo Calcaterra (primo de Mauricio Macri), Gerardo Ferreyra, Cristóbal López, Fabián De Sousa, Carlos Wagner, Aldo Roggio, Eduardo Eurnekian, Héctor Javier Sánchez Caballero y Juan Chediak son algunos de los involucrados.

Cristina Fernández de Kirchner ha sido procesada en 13 oportunidades por distintas causas, muchas de ellas encabezadas por Bonadio. De este total de procesamientos, siete son con prisión preventiva, aunque esta no puede hacerse efectiva, dado que, por su cargo de senadora nacional, la funcionaria cuenta con fueros.