Lavagna irá por la presidencia lejos de Alternativa Federal

Roberto Lavagna integra el grupo de dirigentes que busca acceder a la presidencia por una tercera vía. En los últimos días, la intención de reunir en un frente a quienes persiguen el mismo objetivo ha comenzado a resquebrajarse. El lanzamiento oficial de la candidatura del exministro por su propio espacio, Consenso 19, dio el golpe de cincel que terminó de evidenciar la dificultad de trazar acuerdos.

El miércoles por la noche, el antiguo titular de la cartera económica abrió un local partidario en Cerrito y Paraguay, en el barrio porteño de Retiro. En un breve discurso, confirmó que el sentido de este acto era «ratificar plenamente los objetivos por los cuales comenzamos hace ya unos meses a organizarnos». Sus propósitos son reforzar la democracia republicana, poner en marcha la economía y hacer de la estimulación temprana, la nutrición infantil y la educación un continuo de políticas.

El candidato tomó distancia del antagonismo entre kirchnerismo y macrismo, y manifestó su voluntad de despolarizar. «Ambos lados de la grieta creen que somos un peligro para su poder. Ambos defienden la trampa, la trampa que no es otra cosa que ofrecerles a los ciudadanos argentinos en el 2019 elegir entre el fracaso del pasado o el fracaso del presente», expresó.

«Salgamos de la trampa, el país sin empleo, educación y salud desigual. Tenemos lo que hace falta: recursos naturales, humanos y capital. Es la hora de recuperar la ilusión y alcanzar la prosperidad. Pongamos en nuestras intenciones algo inmaterial fundamental: la patria», dijo el líder de Consenso 19 vía Twitter.

Miguel Ángel Pichetto, otra de las figuras políticas con aspiraciones presidenciales que se ubica en una tercera posición, criticó la decisión del exministro de ir a las urnas en soledad. En un almuerzo en el Rotary Club, opinó que el economista «no tiene visión política y, prácticamente, ha desintegrado el espacio de Alternativa Federal, que hasta había logrado imponer su nombre».

Por otra parte, Lavagna cuestionó las operaciones políticas y mediáticas que, a su entender, buscan dejar a su espacio fuera de las elecciones. Una de las muestras más representativas de estas movidas denunciadas por el exministro a la aparición de un artículo periodístico donde se afirmaba que le habrían ofrecido U$S 8 millones por renunciar a su candidatura, tema recientemente abordado por El Cívico.

El lanzamiento de la candidatura de Lavagna no contó con la presencia de sus aliados políticos Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe, y Margarita Stolbizer, líder del GEN. Sin embargo, esto no significa una ruptura de su sociedad, ya que ambos se muestran dispuestos a lograr un acuerdo electoral.

El Cívico

A %d blogueros les gusta esto: