Se levantó el paro de colectivos en el Gran Buenos Aires

Luego de que el Gobierno de Buenos Aires anunciara que esta semana pagaría los subsidios adeudados, las cámaras empresariales de transporte público de AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) decidieron levantar la suspensión de actividades. La medida de fuerza se había organizado entre las 22 de este lunes y las 6 del martes para reclamar por los retrasos de la Provincia.

El paro iba a afectar a más de 200 líneas de colectivos que comienzan y terminan su recorrido en territorio provincial. En concreto, alcanzaría a aquellas cuyas numeraciones empiezan con 200, 300, 400, 500, 600 y 700, y que en la franja horaria comprometida trasladan alrededor de 400 mil pasajeros.

La suspensión de las actividades había sido decretada por la Asociación Civil de Transporte Automotor (ACTA) para protestar por los incumplimientos del Estado bonaerense en el pago de la compensación tarifaria, puesto que ya se acumulaban dos meses de mora. La decisión de no prestar servicios en el horario nocturno se había tomado tras considerar que es el más costoso, riesgoso y de menor producción.

«Al no sacar las unidades son kilómetros que no se hacen, lo que también supone un menor gasto, además de que los sueldos nocturnos son más elevados. Recortando estos horarios las empresas buscan generar un ahorro para paliar la falta de pago de las compensaciones», detalló el presidente de ACTA, José Troilo, cuando había anunciado la medida el viernes pasado.

Cabe recordar que, en enero de este año, el Gobierno nacional emitió una resolución que traslada a la Provincia el pago de los subsidios de las líneas de colectivos que circulan por el conurbano bonaerense. Las compensaciones tarifarias equivalen al 7% de la venta de boletos en cada unidad y, de acuerdo con las cámaras de transporte, esto representa entre 95 y 100 millones de pesos mensuales.

Con respecto a lo expuesto anteriormente, Troilo explicó: «Hasta diciembre de 2018, la totalidad de las compensaciones tarifarias que se conocen como subsidios eran costeadas por el Estado nacional. En enero esas cargas se transfirieron a la Provincia y desde entonces comenzaron los atrasos. Hay una porción del subsidio que cubre la comisión por el servicio del sistema SUBE y ya van dos meses sin que la paguen».

Al levantamiento de esta medida de fuerza se suma la suspensión del paro previsto para este martes por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en todo el interior del país. El gremio dio marcha atrás en la suspensión de servicios luego de que el Ministerio de Producción y Trabajo dictara la conciliación obligatoria por quince días. Los choferes reclaman por un aumento salarial, ya que no perciben avances en las paritarias.

El Cívico

A %d blogueros les gusta esto: