CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Leandro Santoro: «Cuando el Presidente aprieta el botón naranja lo hace porque las camas de terapia se ocupan rápido y se desocupan lento»

El asesor presidencial aclaró que hay que defender la salud y la vida que es el bien jurídico primordial.

Leandro Santoro

El legislador porteño del Frente de Todos Leandro Santoro brindó declaraciones en torno al tema que más se comenta en estas horas que es la cuestión de la presencialidad escolar. La decisión de la Ciudad de Buenos Aires de no acatar las medidas y mantener los colegios abiertos levantó muchas polémicas y paros gremiales. «Cuando el Presidente aprieta el botón naranja lo hace porque las camas de terapia se ocupan rápido y se desocupan lento», explicó.

En un acalorado debate en TN, Leandro Santoro comentó: «Hablamos de educación pero fundamentalmente de salud. Si no tenemos en cuenta que el contexto es de emergencia sanitaria no se entiende lo que está pasando. Podemos mirar tres cosas para saber donde estamos parados: cuanta gente se mueve en el AMBA, la cantidad de camas de terapia intensiva y la tasa de incidencia, que es el indicador que utilizan todos los países para saber si deben abrir o no el sistema educativo».

El indicador mide la cantidad de contagios cada 100 mil habitantes, y Santoro señaló que todos los países decidieron que cada 200 contagiados por 100 mil habitantes se encienda el semáforo rojo y se suspendan las clases presenciales. «La Ciudad hoy en día está arriba de 700 cada 100 mil. En todos los cálculos triplicamos la tasa esperable para que se cierre. Alemania, Francia, Uruguay, Chile, Paraguay y Río de Janeiro tomaron la decisión de cerrar la presencialidad con esa tasa. Israel en cuatro oportunidades tuvo que cerrar las escuelas», dijo.

Por otro lado, remarcó que no hay que dejar de lado que el país está frente a una emergencia sanitaria y que la decisión política se tomó partiendo de una premisa que es que la única forma de disminuir los contagios es disminuyendo la circulación. «La actividad educativa conlleva una cantidad importante de gente que se moviliza, no solamente en el transporte público sino en todas las actividades anexas», agregó.

Para finalizar, sostuvo: «Todos los estudios demuestran que si bien el nivel de contagio en las aulas es prácticamente el mismo que afuera, no significa esto que las aulas no contagian. El problema son los chicos que al no hisoparse son vectores de contagio. Cuando el Presidente aprieta el botón naranja lo hace porque las camas de terapia se ocupan rápido y se desocupan lento. Hoy tomas una decisión que se ve a los 14 días. El bien jurídico superior que hay que defender es la salud y la vida».

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados