CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Bahiano contó una anécdota de cuando lo confundieron con otra banda en el programa de Jey Mammón

El músico hizo a reír a todos en el estudio.

Jey Mammón

Bahiano, el cantante de Los Pericos, fue invitado al programa que conduce Jey Mammón, Los Mammones. Allí, el músico fue entrevistado largamente y contó todo tipo de historias y aventuras de él como músico y en lo personal. También, habló de su infancia y de su primer trabajo como repartidor de pan en la panadería de su padre. La anécdota más rescatable fue la de la vez que lo confundieron con otra banda.

El músico comenzó diciendo: «Era un cumpleaños de quince. El papá va a la oficina que teníamos, en ese momento, en la calle Esmeralda al 800. Claro, el papá vino muy entusiasmado. Dijo: «Bueno, quiero festejar el cumpleaños de mi hija». Me río porque fue una «anecdotasa», pero bueno. Quería contratarnos porque su hija cumple quince. Perfecto. Hacen todos los papeles y demás».

Jey Mammón indagó en si habían pagado bien a la banda para hacer su presentación privada. Bahiano contestó afirmativamente a su pregunta. Luego, siguió con su historia: «Entonces, en un momento, llegó el día. Vamos llegando al lugar, al salón de eventos y nos dicen: «Bueno, chicos. Ustedes tienen que salir de este paquete de regalo», que era el escenario, ¿viste?».

El cantante y líder de Los Pericos explicó que le parecía perfecto hacer esa modalidad de entrada. Después, le preguntó al organizador del evento a qué hora había que hacer eso y este le comentó que la gente iba a estar en otro salón y que cuando vayan llegando a este lugar donde estaría el paquete, ustedes deben romper la escenografía. «Vos, Bahiano, salís a cantar», le dijo quien organizaba.

Llegado el momento de salir, Bahiano comentó: «Rompo el paquete enorme. Empezamos a tocar al toque. Viste y yo veía que la gente se iba acercando y la cumpleañera se cruzó de brazos, primero. Mala señal. Una amiga le hablaba al oído. Y otra amiga la miraba y le apoyaba la mano en el hombro. Y ella estaba cada vez más compungida. Yo veo que se pone a llorar».

Bahiano expresó: «Yo digo: «¿Qué pasa acá? Debe haber mal sonido». Y siento que el padre viene gritando a un costado: «Canten una de los Cadillacs, canten una de los Cadillacs. Una de los Cadillacs». Y yo decía: «¿Por qué pide una de los Cadillacs?». Pobre. La nena estaba complicadísima. Nada hicimos el show, pero bueno…». Jey Mammón cerró la anécdota en que se los confundieron con la banda de Vicentico diciendo: «Desolador… desolador…».

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados