CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Enteráte qué famoso era vecino de Diego Maradona en Villa Fiorito

Las casualidades de la vida los juntaron de adultos.

El Turco García

Una revelación se dio hoy en el programa que conduce Jey Mammón y que se emite por la pantalla de América TV, Los Mammones. Allí, fue invitado un famoso exfutbolista que contó que era vecino de Diego Maradona cuando ambos eran chicos en Villa Fiorito. Sin embargo, no se conocieron hasta más tarde, cuando ambos ya habían salido de la situación de pobreza. El invitado era, ni más ni menos, que El Turco García. En el programa, contó sobre su infancia en la villa y sobre su relación con el campeón del mundo.

El Turco García comentó que cuando eran chicos, los dos exfutbolistas vivían a tres cuadras de distancia, pero, que, sin embargo, no se conocían. El exparticipante de Masterchef expresó que recuerda su infancia, más que en Villa Fiorito, en Lugano 1 y 2. A la villa llegó a los ocho años. Allí, tenía una casa de chapa. El invitado de Los Mammones, luego, recordó una historia de algo que le decía con frecuencia a Diego Maradona.

Dotado de humor, el exfutbolista de Racing Club comentó: «A Diego, después, que nos conocimos de grandes, le dije: «Mi casa era más linda que la de él. Porque yo la tenía con vista al mar… Al Riachuelo». Para amarrar la lancha, la tenía ahí, ¿viste?». El equipo del programa se rio de su anécdota. Y, luego, El Turco García siguió dando detalles de cómo había sido su infancia.

El exfutbolista expresó que allí vivía con su madre, su padre y sus dos hermanos, Pablo y Mabel. También, comentó que, en principio, su casa tenía piso de tierra y que pasados unos años, cuando su padre consiguió un mejor puesto de trabajo en la Municipalidad, le hizo una mejora. Puso canto rodado en el living. El Turco se reía porque decía que para ir al baño, siempre le dolían los pies de caminar por sobre las piedras.

Despues, El Turco García habló sobre sus comienzos en el mundo del fútbol. En un primer momento, solo se fue a probar a Huracán, porque tenían pelotas profesionales y redes. En el primer día, él y el amigo que lo acompañaba quedaron. Cuando les dijeron que al otro día tenían que volver, ellos no quisieron. Sin embargo, los cazatalentos de Huracán insistieron y su padre lo llevaba todas las mañanas a los entrenamientos. Debutó como futbolista profesional a los 15 años.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados