CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Karina La Princesita habló acerca de las letras de sus canciones: «Las de resentimiento funcionan más»

Durante una entrevista en el programa de Jey Mammon.

Karina La Princesita

En 2004, Karina La Princesita lanzó su primer álbum musical. Con una fuerte impronta en el área de la música tropical, la cantante se impuso en el ambiente y logró una extensa carrera en el mundo de la cumbia. Luego de su reciente participación como jurado en el Cantando por un Sueño, la expareja de El Polaco visitó el programa de Jey Mammon y revelo detalles acerca de sus comienzos en la música y las letras de sus canciones.

Días atrás Karina participó como invitada en Los Mammones, el programa que el comediante conduce en América. Allí, durante una entrevista develó cómo fueron sus inicios dentro de la música tropical. Luego de ‘Miénteme’, el álbum lanzado en 2004, La Princesita realizó alrededor de otros diez trabajos discográficos.

Durante los primeros años de carrera, Karina compuso grandes éxitos musicales con los que se consolido dentro del ambiente tropical. «A partir del tercer disco empece a decir que yo cantaba. Empezaba a elegir que tipo de música me gustaba. Qué instrumentos quería», recordó. Y aseguró que ‘Sinvergüenza’, un tema perteneciente al tercer disco, fue uno de los que más repercusión tuvo.

Ante la pregunta de Jey Mammon con respecto a la temática que Karina menciona en sus letras, la cantante respondió: «En un disco mio hay letras de amor y letras de resentimiento. Y es la gente la que elije», detalló. A su vez, sostuvo: «Las de enamorados no funcionan mucho. Las de resentimiento funcionan más. Aparte, no nos hagamos los bolud**, son cosas que suceden», detalló la artista.

Durante el año pasado, La Princesita formó parte del jurado del Cantando 2020, reality que se emitió por El Trece. Mammon le consultó respecto al rol que ocupó en el certamen y las situaciones que la ayudaron a forjar el carácter. «La vida que tuve, lo que viví desde chiquita. También haber estado en un ambiente muy masculino. La verdad es que tuve que alzar la voz y tener carácter para que mi palabra valga. A partir del momento en que empece a hablar aprendí mucho sobre lo que hay que hacer y lo que no», concluyó.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados