CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

¡Asombrosa! La historia de cuando Claudia Villafañe escondió en el baúl a Ricky Martin

Lo contó en Masterchef a la Carta.

Claudia Villafañe

En el marco del programa que hace Flor Vigna para Masterchef, Claudia Villafañe fue invitada y contó cosas que nunca habían salido a la luz. La ex esposa de Diego Maradona siempre fue muy cautelosa con sus historias personales pero desde que participa en el certamen de cocina pasó a ser una figura pública muy reconocida y aclamada. En esta oportunidad, contó la historia de cuando escondió a Ricky Martin en el baúl de su auto.

La madre de Dalma y de Gianinna comenzó contando: «Ricky hizo el show en Obras y después del show, vino escondido en el baúl a comer a mi casa». Luego, mientras el asombro se apoderaba de Flor Vigna, Claudia contó cómo fue el momento: «Pero, claro, la gente estaba desesperada y lo seguían. Los autos, los taxis con las chicas, las fans adentro del taxi, esperando a Ricky».

Claudia continuó la insólita historia: «Ricky Martin llegó a mi casa escondido en el baúl, lo sacaron de donde estaba, de Obras, fue el recital este que hizo; y vino a casa a comer un asado, en el quincho de mi casa». La participante de Masterchef recordó: «Las chicas eran chicas y se le cayó a él la naranja encima de Dalma y Dalma lo quería matar… ¿Entendés? ¿Cómo va a tirar la naranja encima de la ropa?».

Flor Vigna, sin salir de su asombro, le expresó: «Me muero, es una locura». Claudia Villafañe siguió contando sobre quiénes asistieron al asado en su casa, en el cual estuvo presente Ricky Martin: «Sí, vino con su mamá… una cosa familiar». Flor Vigna le expresó: «Y así, otras anécdotas, me imagino…». La empresaria argentina dejó de lado la historia del cantante puertorriqueño y pasó a contar de sus amigos músicos.

«Sí, bueno. Luciano Pereyra es amigo, hace muchos, muchos años. Y también, conozco a su familia, comemos… pero son cosas que uno no cuenta. No es sacar la foto y subir la foto. Ya es algo muy familiar y ya somos amigos. No es que «Uy, chicas, hoy me voy a comer a la casa de Luciano o Luciano viene a mi casa». Hemos pasado noches tocando, Luciano cantando él en la guitarra, hasta las cinco de la mañana y yo llamando a Ángela: «Ángela quedáte tranquila, está en mi casa»» comentó Claudia.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados