CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

«Para no echar a nadie estoy vendiendo mis bienes»: El duro momento económico del Chaqueño Palavecino

Tiene 25 empleados a su cargo.

Durante los meses de aislamiento social, preventivo y obligatorio, cuando la mayoría de las actividades fueron modificadas, el reclamo de las figuras del mundo del espectáculo y la cultura se hizo oír: la necesidad de trabajar era inminente. Y si bien con las aperturas de las últimas semanas fueron habilitando actividades vía streaming o con distanciamiento social al aire libre, la cantidad de meses sin actividad sobre los escenarios tuvo repercusiones y, ante este panorama, el Chaqueño Palavecino tomó una fuerte decisión para mantenerse al día con el pago de sus empleados.

El músico no fue una de las voces protagonistas en el pedido emitido por cantantes, actores y trabajadores del área cultural para crear un protocolo que les permita regresar a la actividad laboral. Sin embargo, en las ultimas horas se conoció el difícil momento económico que la figura del folclore enfrenta.

«Tengo 25 empleados a mi cargo, con algunos nos hemos arreglado con dinero de mis ahorros y otros pagando también. Para no echar a nadie estoy vendiendo mis bienes. Tuve que vender un piso de Buenos Aires para mantener a mi gente», expresó desde Salta en dialogo con Cadena 3 y ya notablemente recuperado luego de haberse contagiado Covid-19 y permanecer alrededor de diez días en terapia intensiva.

Ante la complicada situación económica que se da en su caso pero que se replica en varios músicos de todo el pais, el Chaqueño extendió un pedido de apertura de actividades hacia el gobierno y haciendo hincapié en la región norte del país. «Hay gente que la está pasando muy mal. Ojalá vean eso, porque nosotros como artistas hemos aportado mucho al Gobierno», y agregó que en caso de acceder a una habilitación, sería mediante protocolo sanitario y extremando medidas de seguridad para evitar contagios.

Incluso hizo referencia a la actividad económica que mueve la industria del espectáculo en la provincia y explicó que toda la ciudad obtiene ingresos gracias a la cultura. Por lo tanto, Palavecino sentenció que permitir el regreso de ese tipo de actividades será una manera de reactivar las fuentes de trabajo para el común de los ciudadanos.

A diferencia de lo que ocurre en el interior del país, en la ciudad de Buenos Aires los eventos culturales al aire libre se encuentran permitidos para un máximo de 500 personas, siempre que se garantice el distanciamiento social y se cumpla con la ocupación de cuatro metros cuadrados por persona.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados