CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Un piloto suizo casi pierde la vida por una explosión producto de un choque en la Fórmula 1

El auto Romain Grosjean se incendió y salió partido a la mitad, pero el conductor logró salir del grave accidente.

CHOQUE

Se largaba el gran premio de Bahrein, con toda la expectativa que genera siempre la Fórmula 1, pero a escasos metros de la salida se produjo una gran colisión que culminó con el estallido en llamas y el auto de Romain Grosjean partido a la mitad. Una gran conmoción se produjo en la pista cuando el piloto suizo salió de su auto tras chocar contra el guardarrail.

Los espectadores de la carrera recuperaron la calma cuando el europeo se acercó a la ambulancia y se pudo constatar que no hubo víctimas fatales. Según los especialistas, el accidente tuvo una fuerte gravedad y fue un milagro que alguien saliera vivo de allí. De hecho, el piloto suizo pudo salir con el auto todavía en llamas, mientras los asistentes intentaban frenar el fuego.

En ese momento, la transmisión se frenó y el Gran Premio de Bahrein quedó suspendido parcialmente hasta recuperar la valla que había quedado destrozada por el accidente. La colisión se dio cuando Grosjean intentó superar al ruso Daniil Kvyat. La rueda trasera derecha impactó con la delantera izquierda de su adversario.

El auto perdió el control y se dirigió contra la pared. Tras el choque, el vehículo se partió en dos. La parte trasera quedó cerca de la pista, mientras que la delantera atravesó el guardarrail ya incendiada. El suizo permaneció casi medio minuto en las llamas.

Guenther Steiner, líder del equipo de Grosjean, enfatizó que el suizo sufrió algunas lesiones, pero ninguna de gravedad: «Tuvo traumatismos y algunas quemaduras leves, pero está bien. Cuando uno ve algo como esto, no puede pensar más que en que esté bien el piloto». Finalmente, el titular de la escudería agradeció el trabajo de todos los que colaboraron.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados