CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Eminem vocifera sus 12 años de renunciar al alcohol: ¿cómo logró la sobriedad?

El rapero colgó por tercer año consecutivo el símbolo de Alcohólicos Anónimos.

Fuente: Instagram Eminem

Eminem superó una de las etapas más duras de su vida. Durante muchos años estuvo ahogado en el alcohol, a tal punto que casi pierde la vida. Pero esa es una historia pasada. El rapero, de 47 años, compartió el lunes 20 de abril una foto en Instagram a sus 29.5 millones de seguidores. En la imagen mostró su moneda Alcohólicos Anónimos para celebrar 12 años de sobriedad.

«¡Docena limpia, en los libros!» escribió el intérprete de «Godzilla» en la leyenda del post. En la instantánea se observa el medallón estampado con el tradicional triángulo AA y las palabras «Recuperación», «Unidad» y «Servicio». Eminem agregó: «No tengo miedo». Según informes, es normal que las personas que ganaron la batalla a la adicción del alcohol compartan el símbolo para conmemorar aniversarios sobrios.

Este es el tercer año consecutivo que el músico celebra su sobrio aniversario con una foto de su ficha. En 2019 hizo lo mismo. Escribió que «no tenía miedo» al tiempo que ventilaba sus 11 años de sobriedad. En 2018, mientras colgaba sus titulares en Coachella, reconoció su nuevo año sobrio, escribiendo: «Celebré mis 10 años ayer». El texto venía acompañado de una imagen en la que sostenía su medallón frente a la cámara.

En 2007, Eminem sufrió una sobredosis accidental de metadona. Su adicción a la sustancia, así como a píldoras como Vicodin, Valium y Ambien, llegó a traspasar el límite hasta el punto de tomar hasta 20 píldoras por día. «Solía ​​comprar pastillas donde podía», expresó el artista a The New York Times en 2010. «Estaba tomando todo lo que alguien me estaba dando», aseguró. Sin embargo, este mal momento lo hizo reaccionar, y para bien.

En 2015, reveló a Men’s Journal, haber reemplazado la adicción con ejercicio. «Cuando salí de la rehabilitación, necesitaba perder peso, pero también necesitaba encontrar una manera de funcionar sobrio», indicó. «A menos que me volviera loco, tenía problemas para dormir. Entonces empecé a correr. Me dio un subidón natural de endorfinas, pero también me ayudó a dormir, así que fue perfecto».

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados