CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

La provincia de Buenos Aires enfrenta una complicada negociación con bonistas

El gobernador enfrenta complicaciones en torno a una reestructuración de la deuda.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, no logró convencer al 75 por ciento de los acreedores necesarios para lograr un acuerdo, por lo que, decidió extender hasta el próximo 31 de enero el plazo de adhesión de los bonistas a su plan de emergencia para lograr postergar los pagos hasta el mes de mayo. A pesar de esto, Pablo López, ministro de Hacienda, confesó que se había logrado “una importante adhesión al plan”.

“La provincia de Buenos Aires anuncia a los tenedores de sus bonos (…) con vencimiento en 2021 que ha extendido hasta (…) el 31 de enero de 2020 el plazo para otorgar su consentimiento a diferir el vencimiento del pago de capital previsto para el 26 de enero de 2020 hasta el 1 de mayo de 2020”, manifestó el Gobierno Provincial en un comunicado que se dio a conocer en horas del mediodía, según informó El Intransigente.

“A la fecha hemos recibido el apoyo de un número significativo de bonistas, y continuamos en diálogo con inversores institucionales cuya participación permitiría arribar al resultado buscado”, continuó el mensaje de la Provincia. “(…) Dado que la situación de la Provincia no ha cambiado, hemos resuelto utilizar todo el tiempo a nuestro alcance para lograr el entendimiento necesario de los acreedores para postergar el pago de capital”, argumentaron desde el comunicado.

En diálogo con TN, Martín Vauthier, economista, consideró que el gobierno provincial está buscando “tensar la cuerda” con los acreedores, para “forzarlos” a negociar. “Se trata de una decisión de alto riesgo”, consideró el economista de ECO GO. Asimismo, Vauthier explicó que “Axel Kicillof tuvo mala suerte, porque le tocó un vencimiento de capital antes que la Nación pudiese renegociar su propia deuda”.

Ante las declaraciones de Joseph Stiglitz, Martín Vauthier explicó que se busca “bajar al mínimo las expectativas de los bonistas”, a su vez, “no se dejarán caer tanto el precio de los bonos, así no aparezcan los famosos ‘fondos buitres‘”. Entonces, “estamos en una situación particular, porque los bonos no pueden caer demasiado, pero tampoco pueden subir, así la negociación no sea tan complicada”, argumentó Vauthier.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados