CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Nueve años sin Kirchner

Los comicios presidenciales coincidirán con el aniversario del deceso del expresidente Néstor Kirchner.

Gobernó el país entre 2003 y 2007 y es considerado el fundador de un movimiento político que prolongó su mandato a través de su esposa, Cristina Fernández, por doce años. Con una impronta política propia como jefe del Frente para la Victoria, se había sometido a dos angioplastías, pese a esto, falleció en El Calafate, a los 60 años de edad como consecuencia de un paro cardíaco el 27 de octubre de 2010.

El matrimonio presidencial se había dirigido a El Calafate para pasar unos días de descanso y a las 7:30, el ex presidente sufrió el ataque cardíaco que terminó con su vida. La complicación se habría originado en un stent que le habían colocado al ex presidente poco antes. Descendiente de alemanes y croatas, Néstor Kirchner había nacido en Río Gallegos el 25 de febrero de 1950, estudió abogacía en la Universidad de La Plata y se casó en 1975 con quien además de estudios compartía militancia, la ex presidenta Cristina Fernández.

Se recibió de abogado en 1976 y volvió con su esposa platense a Río Gallegos, donde ejercieron en un estudio jurídico, mientras que a fines de 1983 fue designado presidente de la Caja de Previsión Social de Río Gallegos. En 1987 fue elegido intendente de la ciudad por el peronismo y en 1991 fue consagrado como gobernador de Santa Cruz, cargo desde el que aplicó una política de fuerte inversión pública.

Tras la fallida presidencia de Fernando de la Rúa y la crisis de 2001, el presidente provisional Eduardo Duhalde se inclinó por Kirchner para enfrentar el intento de regreso al cargo de Carlos Menem. En las elecciones de 2003, el santacruceño obtuvo el 22 por ciento de los votos, mientras que Menem lo superó con 24, pero ante una segura derrota en segunda vuelta, el dirigente riojano optó por no presentarse y Kirchner fue consagrado como presidente.

El Gobierno de Kirchner se destacó por marcar como prioridad la política de Derechos Humanos con la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final, lo que posibilitó el enjuiciamiento y encarcelamiento de represores durante la última dictadura militar, además de un fuerte rebote económico, con recuperación del consumo, además de políticas sociales para intentar paliar los efectos de la crisis de 2001.

Entre los matices grises de la gestión son encuentran situaciones marcadas como corrupción, especialmente en lo concerniente al manejo de la obra pública, las cuales dieron origen a situaciones que aún se debaten en la Justicia. En cuanto a la política exterior, Kirchner formó un frente común con el Brasil para reflotar el Mercosur.

Uno de los índices más importantes del gobierno de Néstor Kirchner fue el descenso del desempleo de 21,5 por ciento en 2002 al 8,7 por ciento en 2007, además de impulsar una política de desendeudamiento con organismos internacionales como el FMI. En 2007 decidió no presentarse a la reelección y posibilitar la presidencia de su esposa, la cual sería por dos mandatos consecutivos.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados