CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Macri cuestionó el derroche de energía y la falta de datos sobre la contaminación en las provincias

El Presidente encabezó esta mañana un encuentro sobre cambio climático en la Quinta de Olivos.

Fuente: NA.

En la misma semana en que organizaciones ambientalistas les reclamaran a los candidatos la inclusión de la defensa de la biodiversidad en sus agendas, el presidente Mauricio Macri encabezó un encuentro en la residencia presidencial sobre el cambio climático. En presencia de funcionarios y un grupo de jóvenes, el mandatario cuestionó el derroche de energía y les reclamó a las provincias que faciliten el acceso a datos transparentes sobre la contaminación y emisión de gases.

En el marco de la campaña electoral de cara a los comicios generales de octubre, Mauricio Macri continúa con sus actividades destinadas a ganar los votantes que le faltaron en las PASO y dar vuelta el resultado. Así, se reunió en la Quinta de Olivos con legisladores, asesores y demás jóvenes, para incentivarlos a seguir trabajando. Según publicó El Intransigente, discutió sobre energías renovables y el cuidado del medio ambiente.

Sentados sobre el césped de la residencia presidencial, los invitados formaron una ronda y escucharon las palabras del mandatario. En un intento por renovar las energía, aun después de la amplia derrota en las primarias contra Alberto Fernández, Macri se comprometió a trabajar por el medio ambiente y revertir los efectos del cambio climático, aquellos que su par estadounidense, Donald Trump, niega.

«Hay algo que estamos haciendo mal y nos está pasando la cuenta. Se viene haciendo mal hace mucho tiempo y no se tenía conciencia. Quiero decirles que cuentan conmigo. Aprendí mucho a partir de la experiencia maravillosa de ser alcalde de una ciudad tan maravillosa como la de Buenos Aires. Empezamos a ir a reuniones y esto estaba en el eje; cómo desarrollar la convivencia, la agenda verde. Avanzamos muchísimo», expuso ante los presentes.

En esa línea, identificó que Argentina tiene el problema de que «todas las ciudades están extendidas y eso implica un derroche absoluto de energía». Ello se traduce en «el costo de los servicios, de llevarlos a kilómetros hasta el centro» e impacta en la «gente que no tiene transporte público y tiene que moverse en auto o moto». Asimismo, criticó «el tiempo perdido de la gente que se pasa viajando al trabajo, a la escuela, al hospital».

Aprovechó esa oportunidad para remarcar también las políticas que llevó adelante en su gestión. «En una sociedad que es renuente a cambiar, dijimos basta de las bolsitas de plástico y se acabaron. El ladrillo es lo menos sustentable que hay, es un desastre el balance térmico que tiene. Hicimos el primer Gabinete de cambio climático nacional. El gran desafío es la energía y lo que hemos hecho en energías renovables ha sido espectacular. ¿Dónde están los mejores vientos del mundo? En la Patagonia. ¿La mejor radiación? En el noroeste argentino. Hemos duplicado los parques nacionales. Es realmente impresionante», explicó.

Asimismo, se permitió bromear con los allí presentes. «Hicimos las obras que había que hacer… y no voy a decir más nada», dijo entre risas mientras recordaba su frase «no se inunda más», la cual se convirtió en un meme justo después de que el mandatario la gritara con entusiasmo en uno de sus actos. Por otro lado, volvió a confirmar el compromiso del país con el Acuerdo de París, que tiene como objetivo la reducción de gases de efecto invernadero.

Tras pedir «machacar todos los días y dar ejemplo en las pequeñas cosas», el Presidente reconoció que «no hay mucha simetría entre Nación y provincias», sobre todo después del descontento con la suspensión del IVA y Ganancias. Asimismo, según El Intransigente, responsabilizó a los gobernadores de no proveer «mecanismos de transparencia y acceso a la información pública», lo que permitiría tener datos transparentes acerca de la contaminación y emisión de gases.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados