CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Fernández, en busca de un pacto social con la industria, el campo y los gremios

El candidato del Frente de Todos vaticinó que recibiría una economía diezmada, si gana las elecciones

A pocas horas de su regreso a la Argentina, el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, confesó este lunes por la noche que se imagina siendo presidente, «porque es para lo que uno siempre ha trabajado en su vida de político». Pese a proyectarse concretando su anhelo vocacional, auguró que, de imponerse en los comicios del 27 de octubre, su gestión tendría un comienzo difícil, ya que la presidencia de Mauricio Macri le dejará como legado una economía diezmada.

El dirigente estuvo fuera del país la semana pasada, pues se hallaba en la Península Ibérica cumpliendo con ciertos compromisos. A su retorno al suelo nacional, visitó el piso de Desde el llano, el programa televisivo que conduce Joaquín Morales Solá. Fue en su diálogo con el periodista donde estimó qué sucedería si resultara vencedor en las elecciones generales. «Si gano, sé que los primeros años de mi gestión serán difíciles porque recibiré una economía diezmada. El Gobierno además redujo a la mitad el Producto Bruto Interno (PBI)», sostuvo.

Continuando con su anticipo de lo que sería un eventual mandato suyo, el peronista sostuvo que pagará la deuda externa. En este sentido, confesó que le dijo «a la Mesa de Enlace que debemos ser socios: la Argentina necesita dólares para pagar y ellos pueden exportar». Otro de los temas económicos que abordó fue su preocupación por las reservas. Al respecto, reveló que le dijo al Presidente que le «parecía necesario poner un feriado bancario ante la situación económica, pero, lamentablemente, se fueron 3.000 millones de dólares. Luego sí implementaron controles cambiarios».

En línea con lo anterior, se destaca que Fernández anunció que su «programa económico respetará las famosas cinco reglas de Néstor (Kirchner)». Según enumeró, las mismas consisten en preservar el superávit fiscal, lograr el equilibrio fiscal, alcanzar el superávit comercial, favorecer la acumulación de reservas, tener un dólar competitivo y concretar el desendeudamiento. «A esas reglas podríamos agregarle una última: contener y bajar la inflación», detalló el candidato.

En plena lucha de diversos sectores por la declaración de la emergencia alimentaria, el ex jefe de Gabinete cuestionó que «nos enorgullece producir comida para 400 millones de personas, pero no podemos resolver el hambre en la Argentina». Sin embargo, rechazó la idea de que fuera necesario reformar la Constitución Nacional para combatir este flagelo. «No hay que cambiarla, pero necesitamos otro contrato social porque es inadmisible que haya hambre», afirmó.

De acuerdo con Fernández, dicho pacto social debe concretarse con la industria, el campo y los gremios, pero sin provocar con ello un repunte de la inflación. «Lo primero que hay que hacer es parar la pelota y eso quiere decir acordar entre todos para que durante 180 días podamos recomponer salarios sin que esto refleje un incremento de precios», consideró.

Por otra parte, el candidato del Frente de Todos volvió a expresar que su compañera de fórmula, Cristina Kirchner, es una perseguida política y criticó que «la Justicia no funciona como Dios manda, sino como ordena el poder de turno». Pese a la influencia que asegura que tiene el Poder Ejecutivo sobre el Judicial, aseguró: «No voy a hacer política en los tribunales». «Yo me voy a ocupar del trabajo, la deuda y el hambre», añadió.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados