CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Macri: «Como presidente mi foco es reducir la vulnerabilidad»

El jefe de Estado participó en el cierre de la cuarta jornada de la AEA

El presidente Mauricio Macri participó del cierre de la cuarta jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que se lleva a cabo en un hotel porteño. Ante la cúpula del sector privado nacional, el jefe de Estado admitió que al Gobierno no le gustan las medidas de control cambiario, pero que debió implementarlas «para evitar daños mayores y sean lo menos invasivas posibles». «Buscamos cuidar el ahorro de la clase media, porque sabemos que sus ahorros significan mucho. Con estas medidas estamos protegiendo ese esfuerzo», añadió el jefe de Estado, quien sostuvo que su objetivo es reducir la vulnerabilidad.

Antes de que el titular del Ejecutivo se dirigiera a la audiencia, lo habían hecho Alfredo Coto (Supermercados Coto), Carlos Blaquier (Ledesma) Martín Migoya (Globant) y Paolo Rocca (Techint). En su intervención, los empresarios habían destacado que el plan de gestión que enarbole el próximo gobierno debería garantizar la estabilidad macroeconómica, jurídica e institucional. Macri no hizo oídos sordos a este pedido y reclamó que «todas las fuerzas políticas demos señales reales de previsibilidad» para lograr que la situación económica del país e estabilice.

La visión del empresariado

La inflación, los impuestos distorsivos y el control del gasto público fueron otras de las preocupaciones que los hombres y mujeres de negocios expusieron en la jornada de la AEA. Cristiano Rattazzi, CEO de FCA Argentina; Luis Pérez Companc, del Grupo Pérez Companc; María Luisa Macchiavello, de Droguería Sud, y Eduardo Costantini, CEO de Consultatio, fueron los responsables de traer estas temáticas a la mesa de discusión, con vistas a lo que serán los próximos cuatro años del país a nivel político y económico.

En el evento empresarial desarrollado en la Capital Federal, Rattazzi estimó que la Argentina enfrenta un grave problema de inflación que no ha sabido controlar en los últimos veinte años. Por tal motivo consideró que «este no es un país previsible». «Las cuentas de las empresas no tienen valor, porque se hacen sobre la base de presuposiciones y con ajustes que, finalmente, luego no se concretan», se quejó. Otro de sus críticas fue por la gran relevancia que Cambiemos les había dado al inicio de su mandato a la inflación y la pobreza, dos temas sobre los cuales, opinó, no se ha podido avanzar.

El empresario también puso el foco en la necesidad de combatir los impuestos distorsivos y de disminuir los costos laborales. «No tiene sentido que el obrero mexicano reciba el 85% de lo que le cuesta a la compañía en su bolsillo y el argentino reciba apenas el 45% y todo lo otro vaya al Estado», cuestionó Rattazzi, al tiempo que reclamó una reforma. «Iban a eliminar las retenciones, ingresos brutos y el impuesto al cheque. Los tres todavía están. Hay otros impuestos, como tasas municipales y provinciales, que son desastrosas para la exportación», añadió.

«La Argentina es un país espectacular, con un potencial enorme, con recursos naturales que no están siendo aprovechados», analizó a su turno Pérez Companc. «Esto es recurrente, estamos en un círculo vicioso del que no podemos salir. Esto a veces es desmotivante para uno como empresario. Tenemos que buscar esa previsibilidad que hoy no tenemos. Como país, debemos buscar que el resto del mundo nos crea y, para eso, hay que fijarse en el largo plazo y establecer marcos regulatorios. En algún momento tenemos que sacar la cabeza de debajo del agua», sostuvo.

Macchiavello, en tanto, planteó que, en los próximos años, Argentina debe enfocarse en impulsar la innovación y la tecnología, porque el mundo está cambiando a un ritmo vertiginoso del cual no podemos apartarnos. Costantini, por su parte, consideró que el problema del país es el manejo de las personas y los grandes desencuentros, sobre todo entre quienes ocupan lugares clave de toma de decisiones. «Tenemos que buscar un contrato social de largo plazo y saber que el exceso de gasto es lo que lleva a que cada diez o quince años se defaultee la deuda. Además, se va pulverizando la moneda nacional que lleva a los argentinos a ser los primeros en no creer en la Argentina», analizó.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados