CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

En Buenos Aires no hay cama para tanta gente

Cada vez son más los niños, niñas y adolescentes sin techo, y el cobijo brindado por el Gobierno resulta insuficiente.

La situación de calle está cada vez más dura, y las cifras apuntan a una imposibilidad del Gobierno de solventar las camas de piedra. La mañana de este martes, en el programa de radio «La mañana con Víctor Hugo» Daniel Rojas, psicólogo del Centro de Atención Integral para Niños, Niñas y Adolescentes, afirmó que «así como decimos que es impensable que un Gobierno pueda ser tan cruel con las personas con discapacidad, también con aquellos que están en situación de calle».

En cuanto a números, señaló que «hay setenta (70) camas para más de 800 chicos en el ciudad de Buenos Aires», detallando que el Centro de Atención Integral para la Adolescencia y la Niñez (CAINA) y otros centros porteños de importancia, ya han denunciado esta realidad, admitiendo que «para quien lo escucha por primera vez, seguramente le va aparecer mentira».

El psicólogo, también dio a conocer que los trabajadores del centro «Día y Noche» ubicado en La Boquita, «emitieron un duro comunicado en el que indicaron que en el presente hay 871 niños y adolescentes en situación de calle». Cifra obtenida, en el segundo censo popular de personas en situación de calle, en donde los números tampoco dan, hay entre 45 y 70 camas disponibles para los niños de esa localidad, pero estas representan tan solo el 10% de los casos existentes.

Asimismo, aseveró que «así es durante todo el año, son 45 las plazas que están disponibles para albergar durante la noche a más de 800 niños y adolescentes». Sin contar lo que sucede en temporada invernal, donde según Díaz, «el gobierno de la ciudad de Buenos Aires monta apenas 25 camas de refuerzo».

Y a los que sobran, hasta gas pimienta

Según afirma Daniel Rojas, el gobierno no está a la altura de las necesidades que la ciudad demanda, en ningún aspecto, señaló sobre todo la seguridad y el abrigo de lo más necesitados, afirmando así, que muchas veces concurren a la vía represiva. «Es habitual que los pibes y las pibas nos cuenten diversas situaciones que viven en su cotidianidad», en donde las víctimas afirman ser golpeadas y «hasta con gas pimienta, las corren de las plazas» contando que dichos actos suceden «sobre todo en el sur de Buenos Aires».

Esta es una realidad de la ciudad porteña, contada por alguien que evidencia cada caso, cada maltrato y cada mirada de los niños, niñas y adolescentes que consiguieron en el concreto un lugar para descansar y soñar con un mañana.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados