CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Después de 22 años, Guillermo y Harry hablan de la muerte de su madre Diana

Los hijos de Lady Di rompen el silencio y confiesan lo terrible que fue para ellos la noticia de la muerte de su mamá.

El 31 de agosto de 2019 se cumplen 22 años de la muerte de Diana de Gales, hecho que conmocionó al mundo no solo por tratarse de un miembro de la realeza británica, sino por la manera en cómo sucedieron las cosas. Lady Di perdió la vida trágicamente después de que el coche donde viajaba chocara con las paredes de un túnel en París. Las imágenes del auto devastado causaron un impacto emocional, sobre todo en los príncipes Guillermo y Harry, entonces de 15 y 12 años respectivamente, hijos de Diana y el príncipe Carlos de Inglaterra.

Todavía se mantiene vigente la imagen de ambos hermanos junto a su padre siendo parte del cortejo fúnebre que se paseó por las calles de Londres, seis días después del terrible suceso. Nadie se explica cómo los príncipes afrontaron la pérdida de su madre y desde ese entonces habían desviado cualquier pregunta con respecto al tema. Sin embargo, y a propósito del 22 aniversario de la desaparición física de la princesa Diana, la BBC proyectará el sábado 27 de agosto el documental «Diana, 7 Days», en el que los hermanos de la realeza rompen el silencio y hablan -sin tapujos- de su experiencia.

Para alimentar la intriga en el público y vender el material audiovisual, la cadena británica ha adelantado imágenes donde aparece el príncipe de Sussex narrando su dura realidad. Según declaraciones del hijo menor de Lady Di, “una de las cosas más difícil de asumir fue el hecho de que la gente que la persiguió -a su madre- hasta el túnel fue la misma que le hacía fotografías mientras moría en el asiento trasero del coche”. Además, destaca el papel del príncipe de Gales y su temple para no agachar la cabeza en días tan dolorosos. “Una de las cosas más difíciles para un padre es tener que decirles a sus hijos que su madre ha muerto. Cómo se lidia con eso es algo que desconozco, pero él estuvo junto a nosotros”, confiesa.

El príncipe Guillermo no se quedó callado y contó lo que para él significó ser parte del cortejo fúnebre de su madre, aún cuando Earl Spence, hermano menor de Diana, le pareció “extraña y cruel” la presencia de sus sobrinos en aquel momento. “Fue una de las cosas más difíciles que he hecho”, manifiesta Guillermo. Recuerda haber usado su flequillo como herramienta para que la gente y los camarógrafos no pudieran ver el reflejo de su rostro. “Sentía que si miraba al suelo y me caía el pelo sobre la cara nadie podía verme (…). No fue una decisión fácil, y se tomó de manera colectiva en la familia. Existe un equilibrio entre el deber y la familia, y eso es lo que nosotros teníamos que hacer”, señala el primogénito de los príncipes de Gales, quien también recordó la pelea interna con sus dos Guillermo: “Yo como príncipe Guillermo haciendo mi parte, y el Guillermo privado que solo quería meterse en su habitación y llorar”.  

La princesa Diana de Gales fue considerada un icono de la moda, con todo el peso que confiere la palabra. Su imagen siempre estuvo impecable, aún cuando llevaba la sudadera de Virgin Atlantic, regalo del propio fundador de la marca, Richard Branson. También fue una mujer muy inteligente y astuta, y de nuevo sale a relucir la prenda deportiva que fue subastada por 53.532 dólares. Lady Di usaba la sudadera cada vez que iba al gimnasio, no solo porque era una de sus prendas favoritas, sino porque ésta le permitía desviar la atención de los paparazzis. Diana sumó la estrategia de colocarse la misma ropa varias veces para que a los fotógrafos no les interesara hacerle fotos porque parecerían del mismo día.

Lady Di con la famosa sudadera de Virgin Atlantic

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados