CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Cívico

Noticias en español

Por las menores tensiones financieras, auguran que el segundo semestre será mejor

Así lo sostuvo un informe elaborado por el equipo de investigación del Banco BBVA

Sobre el final de la gestión de Mauricio Macri, el panorama económico nacional ha logrado tener mejores pronósticos. Por supuesto que, en plena campaña electoral, las proyecciones no vienen de parte de la oposición, sino de otros sectores. Uno de los augurios promisorios provino de parte del equipo de Research del banco BBVA. Frente a la merma en las tensiones financieras de las últimas semanas, la entidad estimó que el segundo semestre será mejor que el primero. Asimismo, vaticinó que en 2020 la economía «ya habrá procesado las tensiones por la incertidumbre electoral y crecerá 2,5% de la mano de la recuperación de la demanda interna privada», estimó el informe.

En un informe difundido este jueves, la institución bancaria señaló que «en la segunda parte de 2019 la contracción monetaria será más efectiva y, junto a la calma cambiaria, llevará a la inflación a un sendero de 2,3% mensual para acumular en el año 40%». Además, pronosticó que el año que viene la inflación «continuará descendiendo a un ritmo moderado para alcanzar 30%». Recientemente, El Cívico daba a conocer que en junio los precios se encarecieron un 2,7% y que, de acuerdo con los sondeos del el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), las subas cumplieron su tercer mes consecutivo de desaceleración.

Por otra parte, los investigadores del BBVA estimaron que «el fuerte arrastre estadístico negativo de 2018 (-2.3 pp) llevarán a la actividad a contraerse un 1,2% en 2019 pese a que el sendero trimestral del PIB será de recuperación desde el 2T19». «En términos desestacionalizados, los 3 últimos trimestres del año mostrarán un crecimiento promedio de 0,8% trimestral a medida que se materialicen los efectos de la campaña agrícola en el 2T19 y 3T19, y se incorporen a los ingresos las negociaciones salariales y ajustes de jubilaciones que darán aire al consumo, que compensarán parcialmente el impacto contractivo de la alta tasa de interés sobre la demanda privada», precisó el informe.

El equipo del mencionado banco también analizó el impacto de las elecciones en la economía. «La desaparición de Alternativa Federal ha producido una fuerte polarización en las preferencias del electorado, dejando sólo al oficialismo, que va por la reelección, y al espacio de la ex presidenta Cristina Kirchner, quien eligió competir por la Vicepresidencia, con reales aspiraciones de triunfo», explicó la entidad. Con respecto a lo anterior, indicó además que «los mercados tomaron bien los anuncios por el carácter de moderación que revisten».

Los economistas del BBVA esperan que el tipo de cambio sea de $48 por dólar a fines de 2019, lo cual implica un aumento anual del orden del 25%. Los especialistas estiman que se registrará mayor volatilidad hasta noviembre como consecuencia del proceso electoral. Por otra parte, pronostican que, para contener las expectativas de depreciación y su traspaso a precios, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) mantendrá las tasas de interés reales elevadas para estimular la demanda de pesos. Además, consideran que el organismo utilizará su alto «poder de fuego» de herramientas cambiarias (futuros y spot).

Mirada sobre la crisis

La entidad bancaria señala que, desde que se profundizó la crisis en el segundo trimestre de 2018, se perdieron más de 220.000 puestos de trabajo registrados en el sector privado. Ello ocurrió, principalmente, en la industria, el comercio y la construcción. Esta destrucción del empleo se produce de forma simultánea con el derrumbe del salario real, lo cual actúa como efecto de contención. De acuerdo con los pronósticos de los investigadores del BBVA, la recuperación económica aumentará la búsqueda laboral y, por consiguiente, incrementará la tasa de actividad. Sin embargo, también crecerá la de desempleo, ya que la reabsorción de los desocupados se irá dando paulatinamente.

El equipo de investigadores estimó que la tasa de desocupación en 2019 llegará a 10,3%. La misma experimentará un pico de 11% en los próximos meses, pero irá disminuyendo notablemente hacia fines de este año. A su vez, señaló que la gran pérdida de salario real registrada el año pasado (-11.6% a/a a fines de 2018) dejó un fuerte arrastre negativo para 2019 que no permitirá que la recomposición sea total. Sin embargo, indicó que la estabilidad cambiaria, el descenso de la inflación y el anclaje de las paritarias al índice de precios al consumidor (IPC) amortiguarán la caída.

El Cívico, © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados