Fuente: Twitter

La noticia de que el Príncipe Carlos, de 71 años, haya dado positivo al test diagnóstico del coronavirus (COVID-19) le está dando la vuelta al mundo y ha puesto en alerta a los demás miembros de la Familia Real, sobre todo por la avanzada edad del próximo heredero al trono y porque hace días sostuvo un encuentro con su madre, la Reina Isabel, de 93 años, quien fue sacada del Palacio de Buckingham para autoaislarse en el Castillo de Windsor.

Piers Morgan, periodista y conductor de televisión británico replicó el miércoles 25 de marzo en su cuenta Twitter la reciente información confirmada por el Palacio, al tiempo que criticó la facilidad que tuvo el Príncipe de Gales para obtener la prueba médica, incluso cuando muchos trabajadores del sector de salud de Reino Unido se les ha hecho difícil conseguirla para practicársela.

«No me molesto que el Príncipe Charles y Camilla se sometan a pruebas COVID-19 dado que él es el heredero al trono», escribió en principio el presentador de «Good Morning Britain», antes de agregar: «Pero hay preguntas legítimas que se deben hacer sobre por qué los miembros de la familia real pueden obtenerlas instantáneamente, pero los trabajadores del NHS no pueden». Morgan, de 54 años, siempre ha sido un crítico a la realeza británica, sobre todo del Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle.

El diario Daily Mail señaló el miércoles en su sitio web que el hijo mayor de la Reina Isabel está en aislamiento en el Castillo de Balmoral en Escocia con su esposa Camilla, duquesa de Cornualles, a quien también se le hizo la prueba pero resultó negativa. Hasta el momento, el primer miembro infectado de la Familia Real no presenta síntomas del virus, pero se dice que su infección se produjo después de reunirse con el Príncipe Alberto de Mónaco, quien resultó infectado días antes.

«El Príncipe de Gales ha dado positivo por coronavirus. Él ha estado mostrando síntomas leves, pero por lo demás se mantiene en buen estado de salud y ha estado trabajando desde casa durante los últimos días, como de costumbre», dijo un portavoz de Clarence House. «La duquesa de Cornualles también ha sido probada pero no tiene el virus. De acuerdo con los consejos médicos y gubernamentales, el Príncipe y la Duquesa ahora se autoaislan en casa en Escocia».

Fuente: Instagram The Royal Family