Fuente: Instagram Kourtney Kardashian

Todo el mundo está alerta con el brote de coronavirus, y el clan Kardashian-Jenner no es la excepción. La mayor de las hermanas Kourtney Kardashian, de 40 años, prefiere no arriesgarse a contagiarse con el virus declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), mucho menos después de que el experto en coronavirus de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, señala que un cierre completo de Estados Unidos está «sobre la mesa» y advierte que la crisis podría durar dos meses.

La noche del jueves, la estrella de «Keeping Up With The Kardashians» le dijo a sus seguidores de las redes sociales que se quedará en resguardo en su mansión de Calabasas, California. La empresaria subió una imagen de su habitación donde estaba viendo una película mientras un fuego ardía en su chimenea. La lujosa habitación, bien equipada y espaciosa, cuenta con una gigante cama con sábanas de color beige, según la imagen.

También dispone de una enorme televisor puesto sobre la ardiente chimenea. Al lado de ella había largas cortinas de color beige que estaban cerradas durante la tormenta del jueves. Y había una mesa de café con rosas blancas y libros. En la leyenda, escribió: «No salir de mi cama. Envía películas favoritas». Los casos de COVID-19 en Estados Unidos se han elevado exponencialmente.

Fuente: Instagram Kourtney Kardashian

El viernes, USA Today arrojó que «las escuelas de todo el país están cerrando temporalmente, la Casa Blanca ha suspendido los viajes desde Europa y el vicepresidente Mike Pence prevé que miles más estadounidenses se infecten con el virus COVID-19». La nueva imagen de Kardashian aparece después de que se revelara la portada de la revista Health, donde comparte información de sus idas a terapia para evitar que los problemas la afecten.

Recientemente, Kourtney Kardashian reveló en una entrevista en el sitio web de estilo de vida de Rosie Huntington-Whiteley, Rose Inc., lo que la hace sentir más «deseable», y no tiene nada que ver con las prendas de vestir que usa o con lo que le pueda decir su novio, Younes Bendjima. En su declaración, la fundadora de Poosh indicó que verse desnuda es lo que la hace sentirse más provocativa a pesar de las «rayas de tigre» que tiene, en referencia a las estrías en su cuerpo.