El Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle usaron su sitio web Sussex Royal para contar, punto por punto, el acuerdo que llegaron con los demás integrantes de la Familia Real en enero. Según el escrito, todo lo detallado «entrará en vigencia en la primavera de 2020», y la intención con este comunicado es «mitigar cualquier confusión y subsecuentes informes erróneos».

En principio, el acuerdo aclara que el comienzo del papel de The Duke and Duchess of Sussex se someterá a una revisión de 12 meses. Asimismo, señala que «El duque y la duquesa de Sussex se convertirán en miembros privados de The Royal Family con permiso para obtener sus propios ingresos y la capacidad de perseguir sus propios intereses caritativos privados».

También manifiesta que Harry y Meghan «entienden que están obligados a retirarse de los deberes reales y no asumir deberes representativos en nombre de Su Majestad la Reina», aunque sí «conservarán su prefijo ‘HRH’, quedando así formalmente conocidos como su alteza real el duque de Sussex y su alteza real la duquesa de Sussex».

Fuente: Instagram Sussex Royal

Por otra parte indica que «el duque y la duquesa de Sussex no usarán activamente sus títulos de RHS ya que no serán miembros activos de la familia a partir de la primavera de 2020». Sin embargo, «Como nieto de Su Majestad y segundo hijo del Príncipe de Gales, el Príncipe Harry, el Duque de Sussex permanece sexto en la línea del trono de la Monarquía Británica y la Orden de Precedencia no ha cambiado».

Aunque no podrán llevar a cabo formalmente «deberes oficiales» para la Reina o representar a la Commonwealth, a los padres de Archie, de 9 meses, se les permitirá mantener sus patrocinios, incluidos los que están clasificados como «reales patrocinios». Además, el acuerdo establece que los Sussex «continuarán exigiendo seguridad efectiva para protegerlos a ellos y a su hijo».

Fuente: Instagram Sussex Royal