Fuente: Instagram Katy Perry

Katy Perry, de 35 años, pasó por un gran susto en una de las audiciones del programa de canto American Idol. En un clip del episodio del domingo 23 de febrero, se ve cómo la cantante junto a los demás jueces Luke Bryan, de 43, y Lionel Richie, de 70, deben salir rápidamente del recinto debido a una sorpresiva y potencialmente peligrosa fuga de gas.

«¿Ustedes huelen gas? Es bastante intenso», expresa la intérprete de «Dark Horse» mientras las cámaras del programa permanecían encendidas. «Me duele un poco», comenta Perry al levantarse de la silla para salir del estudio. «Oh, es malo, es realmente malo». A medida que avanza el audiovisual se aprecia el caos entre los concursantes y todo el equipo de producción del programa.

«Esto no es una broma, realmente hay una fuga de gas», dice Bryan, quien estaba afuera del lugar en ese momento, minutos después de que se escuchara la sirena de los bomberos. Luego de eso, Perry cae al suelo diciendo «No me siento bien», lo que llamó la atención del equipo de producción, que rápidamente se acercó a auxiliarla.

Fuente: Captura Video / People

Antes de la salida de este clip, los jueces y el presentador del programa Ryan Seacrest tuvieron un encuentro con los periodistas la semana pasada para hablar sobre la nueva edición «American Idol Q&A». «Es literalmente un programa de tutoría acelerado que todo el mundo está viendo», expuso la cantante. «Creo que los verdaderos artistas y las verdaderas estrellas están saliendo de Idol nuevamente».

Por su parte, Richie agregó: «El talento está apareciendo en cubos. Están trayendo más actitud a la mesa. En ciertos casos tenemos que rechazar la actitud. Pero en su mayor parte es sorprendente lo que sucedió este año». Bryan indicó que lo que más le agrada del espectáculo televisivo es ver las historias de fondo de los participantes. «Nos enamoramos de estos concursantes y sus altibajos y sus caminos para llegar aquí».

Fuente: Captura Video / People