Fuente: Instagram The Royal Family

Meghan Markle, de 38 años, siempre ha tratado de cumplir con el protocolo de la Familia Real pero a su propio ritmo. La prensa británica ha dicho frecuentemente que ella en varias oportunidades logró desafiar a la Reina Isabel, de 93, con su forma de actuar y, al parecer, ahora que ya no vive en Londres parece haberlo hecho de nuevo.

El diario británico Daily Mail señala el viernes 21 de febrero, con declaraciones de amigos cercanos a la duquesa de Sussex, que ella -supuestamente- seguirá usando la palabra «real» a pesar de que esta semana la máxima monarca les habría prohibido a ella y su nieto, el Príncipe Harry, de 35, usar el título en su nueva organización.

Aparentemente, la madre del bebé Archie, de 9 meses, dijo ante su círculo íntimo que no hay nada que ‘la detenga legalmente’ a usar la palabra «real». «Ni siquiera debería ser un problema en primer lugar y no es que quieran estar en el negocio de vender camisetas y lápices», expresó la fuente, según, con palabras de Meghan.

Fuente: Instagram Sussex Royal

Asimismo, declaró: «Meghan dijo que ya terminó con el drama y que no tiene lugar en su vida para los detractores, y lo mismo ocurre con Harry». El informante también declaró que la duquesa de Sussex contó «que los proyectos globales en los que están trabajando hablan por sí mismos y eligieron ese nombre para proteger el nombre real, no sacar provecho de él».  

El amigo continuó: «Meghan dijo que el nombre de su marca palidece en comparación con la base que están construyendo y el enorme impacto positivo que tendrá en las personas y el medio ambiente. Meghan le dijo a su círculo íntimo que su éxito es inevitable con o sin su marca actual». También habría dicho que, sin importar el nombre de su marca, «Harry y Archie tienen sangre real y nadie puede quitar eso. Y que, como familia, siempre serán considerados realeza».

Fuente: Instagram Sussex Royal