La Princesa Charlotte (4 años) y su hermano el Príncipe George (6 años) ,al igual que todos los niños de su edad ,se encuentran esperando ansiosos en 31 de octubre para celebrar «Noche de Brujas» o «Halloween» como lo llaman en los países angloparlantes. Los pequeños miembros de la familia real disfrutarán de un divertido día.

Una fuente cercana al palacio afirmó que «Kate deja que los niños elijan sus disfraces» y la Princesa Charlotte ha optado por vestirse como un personaje de Disney y se encuentra muy contenta con su elección. Por su parte, George ha escogido vestirse de policía mientras el disfraz que Middleton eligió para su bebé, Louis, se desconoce.

El Duque y la Duquesa de Cambridge tienen una tradición divertida a la hora de recolectar caramelos y otros dulces. En el pasado, los niños se disfrazaron y jugaron al «dulce o truco» en los terrenos del Palacio de Kesington, golpeando las puertas de parientes y miembros del staff de la familia real.

Kate se encarga de las actividades serias y de las divertidas que realizan sus hijos. Es una madre completamente dedicada y procura que no se pierdan de ninguna experiencia mientras son niños Recientemente, la Duquesa reveló que incita a sus pequeños a pasar tiempo jugando fuera de la casa y declaró: «Creo que pasar tiempo en la naturaleza cuando son niños es importante para que se conviertan en sanos y felices adultos».

Los niños pasarán unas festividades rodeados de su familia, como es habitual. Se desconoce si su nuevo primo «Archie Harrison» participará de la celebración junto a sus padres. Al tener una madre estadounidense se espera que la misma celebre Halloween ,pero ante las recientes declaraciones de Meghan quizás desee permanecer tranquila los próximos días en «Frogmore Cottage».