A sus 51 años, Nicole Kidman sabe bien cómo verse muy sexy

Kidman posó en una variedad de atuendos, que incluyen lencería negra y medias de red.
<a href="https://elcivico.com/espectaculos/2019/04/24/a-sus-51-anos-nicole-kidman-sabe-bien-como-verse-muy-sexy/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-04-24T21:36:53-03:00">abril 24, 2019</time></a>

Nicole Kidman descubrió algo más que su propia alma para la entrevista de portada de Vanity Fair. La estrella de 51 años dio a los fanáticos una mirada íntima y muy sexy en las fotos que aparecieron en la cuenta de Instagram de la revista este martes. Kidman posó en una variedad de atuendos, que incluyen lencería negra y medias de red, un impermeable de gran tamaño y tops desabrochados.

“¡Qué privilegio estar en la cobertura de @VanityFair por décima vez!”, escribió Kidman en la galería de Instagram, agradeciendo a la editora de Vanity Fair, Krista Smith y la galería Collier Schorr. Por su parte, Smith volvió a compartir la portada de la revista señalando que “parecía ser el destino” quien la llevó a trabajar nuevamente con ícono de Hollywood en lo que sería su última portada de Vanity Fair y la décima de Kidman.

Las fotos obtuvieron casi 200,000 “me gusta” y 1,600 comentarios hasta el miércoles por la tarde. Las celebridades comentaron sobre los inspirados looks de Kidman. Su coprotagonista de “Big Little Lies”, Laura Dern, calificó a la actriz de “increíblemente hermosa”. Por otra parte, la actriz Naomi Watts llamó al rodaje “major”.

“Impresionante”, comentó la actriz Isla Fisher. En algunas de las imágenes, Kidman lució un corte rubio platino, mientras que en otras su cabello largo estaba mojado y liso hacia atrás. También sostuvo una cámara vintage en dos de las fotos, las cuales fueron tomadas en blanco y negro. La actriz australiana y estadounidense, quien está casada con el cantante de música country Keith Urban, reflexionó sobre su carrera de décadas en Hollywood, y reveló algunos secretos familiares y dificultades personales que tuvo en el camino.

“He hecho películas extrañas y he hecho cosas que son tan obtusas, a las que sigo comprometida porque me gusta el performance y no soy de las que cumplen con todo aquello que los demás esperan. No pienso en términos normales”, dijo Kidman a Vanity Fair, bromeando y agregando que Urban siempre le recuerda que está lejos de ser “la corriente principal”.

La madre de cuatro hijos también reveló que a menudo la insultan por su fe. “Muchos de mis amigos se burlan de mí”, admitió. “Así es como estamos criando a nuestros hijos. Keith tiene sus propias creencias, pero él también viene. Tuve una abuela muy católica, y me criaron orando, lo que tuvo un impacto masivo. No diría que es el absolutismo, hay preguntas constantes: soy una chica obstinada y luchadora. Para mi es muy importante que no tenga juicio. Mi papá siempre decía: ‘La tolerancia es lo más importante’”.