En partidos del conurbano la percepción de una mala situación económica llega al 80%

Fuente: NA.

En lugares como Florencio Varela o Almirante Brown, los niveles de pobreza alcanzan al 75%, 80% de los bonaerenses, según un estudio realizado por el centro de estudios metropolitanos.
<a href="https://elcivico.com/economia/2019/10/08/en-partidos-del-conurbano-la-percepcion-de-una-mala-situacion-economica-llega-al-80/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-08T13:32:50-03:00">octubre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-08T13:44:30-03:00">octubre 8, 2019</time></a>

Acorde con el INDEC, la pobreza es del 35.4 %, correspondiente al primer semestre de este año, pero este número se acrecienta en el segundo cordón del conurbano, sobre todo en las zonas oeste y sur, donde  los indicadores laborales  y alimentarios son mayores. Este es el fenómeno que describía Matías Barroetaveña, según un estudio que realizó en el Centro de estudios metropolitanos, en el programa radial Mañana Silvestre de Radio 10.

“La pobreza según el INDEC es del 35.4% pero cuando uno va al NOA o al NEA estos niveles llegan a los 45, 50 puntos y lo mismo pasa en algunos lugares del conurbano”, afirma Barroetaveña y agrega: “En Florencio Varela, la Matanza, Moreno, José C. Paz Almirante Brown, los índices son del 75, 80%”. La ciudad de Buenos Aires, también sufre las consecuencias, “el 30% de los integrantes de CABA tuvieron que reducir sus porciones de comida”, expresa.

Otro factor que influye en la mala situación económica que sufre el país y en especial el conurbano, es la desigualdad, “el 10%  más rico cada vez se queda con más”, señala Barroetaveña.  En contraposición, el 67% considera que la situación económica del país es mala y un 55% que su situación personal se encuentra en la misma condición. Los ingresos disminuyen y cada vez menos personas pueden acceder a los alimentos básicos.

En comparación con la crisis que vivió la Argentina en el año 2001, la gran diferencia es que hoy existe cierto piso de protección social. “El Gobierno anterior dejo establecido la asignación universal por hijo, la moratoria jubilatoria. Eso es lo que evita que las personas vayan a un supermercado a pedir comida”, manifiesta Barroetaveña.

Este panorama económico no sólo afecta la posibilidad de que las personas puedan adquirir sus alimentos sino también el hecho de poder pagar los alquileres o las tarifas, cuyas sumas son cada vez más elevadas, “El único que está ganando con todo esto es el sector financiero”, expresa Barroetaveña y añade: “El problema del endeudamiento es de los Estados, de las familias y de las empresas.” Una situación que según Barroetaveña sólo tiende a empeorar.