Las medidas tomadas son «para llevarles alivio a los argentinos»

Cuando faltan al menos setenta (70) días para las elecciones correspondientes al mes de octubre, y con la intención de retomar el protagonismo luego de un duro golpe electoral en las PASO, que se desarrollaron el domingo pasado, el Gobierno Nacional anunció en una conferencia de prensa una baja a 0% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a productos de la canasta básica. Esta medida será publicada el día de mañana en el Boletín Oficial, y según algunas fuentes se tendrá esta regla hasta finales del presente año.

Entre los productos, que se encuentran en esta medida cautelar se encuentran: Pan, leche, aceite de girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harina de trigo, polenta, rebozar y pan rallado, yerba mate, mate cocido, té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogur, y finalmente azúcar. Esta lista la anunció la tarde de este jueves, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner y el Director Nacional de Defensa al Consumidor, Fernando Blanco Muño en medio de un rebrote de la inflación tras la fuerte suba del dólar que precedió al resultado de la primarias del domingo pasado. Sica dijo además que podrían sumar a la carne en el listado que se presentó.

Esta medida, será impulsada a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que se publicará en el Boletín Oficial, según dijo Mauricio Macri en un video grabado. «Es para llevarles alivio a los argentinos», dijo el Presidente en su mensaje publicado en redes sociales. Por su parte, Sica dijo que la eliminación del IVA a los principales productos de la canasta básica de alimentos tendrá un costo fiscal de 10.000 millones que se cubrirán con la reasignación de partidas contempladas en el Presupuesto. El ministro dijo que el Gobierno está tomando «medidas para morigerar el impacto que pueden tener sobre los precios y el salario real».

El funcionario dijo que la medida anunciada «es lo más opuesto a un control de precios» y constituye una medida que demuestra que «el Gobierno está atento a lo que ocurre en la economía y el impacto en la inflación». En el mismo marco de protección económica, cabe resaltar que hoy el Indec informó que la suba de precios de julio fue de 2,2%, lo que mostró una desaceleración de la inflación, que acumuló con 25,1% en lo que va del año. Sin embargo, los analistas privados estiman que la inflación se acelerará en agosto y en septiembre por la brusca suba del dólar. Para fines de año, se prevé un incremento de los precios cercana al 55%.

El aumento de los alimentos, según el organismo estadístico, subieron incluso más que la inflación general en los últimos meses luego de que el pasado lunes, trajera consigo la crisis cambiaria. Las subas de alimentos llegaron a 58,1%, mientras que el nivel general mostró una variación de 54,4%, según el Indec. Las dudas que ya deja la medida entre los especialistas es si esa rebaja que se prevé para el IVA se notará finalmente en los precios al consumidor (en las góndolas) o si servirán para que el comerciante mejore su rentabilidad tras meses de una economía en recesión. Por otro lado, otros se preguntan qué pasará en enero de 2020, el límite temporal para esta medida.