¡Imparable! Billete verde por los cielos

Después de un lunes completamente negro, de señalamientos y de indefinidos cuestionamientos y preguntas sin responder, y con la aparición del dólar devaluado en un 23%, este martes no existió nada que detuviera la moneda extranjera, pues la misma llegó a tocar los $61. Finalizada la jornada bursátil, esta cerró con un tipo de cambio rondando los $58,33, según el promedio de los principales bancos que ocupan la ciudad porteña. De esta manera, la moneda extranjera subió un 1,8%, es decir $1,03 en un momento de alta volatilidad posterior a la debacle registrada pos elecciones Primarias Abiertas Simultánea y Obligatorias (PASO).

El aumento por momentos escaló peligrosamente, por lo que el Banco Central de la República Argentina se vio obligado a intervenir. En ese sentido, el máximo organismo nacional subastó partes de las reservas acumuladas gracias a la deuda tomada al Fondo Monetario Internacional (FMI). Entonces, vendió un total de USD 150 millones divididos en dos partes, durante la primera expendió a un valor de $54,529 y en la segunda, la cotización fue de $55,6877, según información suministrada por el diario El Intransigente.

Asimismo, el BCRA convalidó nuevamente otra suba en la tasa de Letras de liquidez, (Leliq). La misma, trepó casi hasta el %75, un 74,854% más exactamente y para ello adjudicó un monto total de $286.270 millones. Esto hará más caro el acceso al crédito productivo y permitiría que las entidades financieras brinden más interés por los plazos fijos depositados. En lo que hace al Banco Nación, el dólar subió $3 con respecto al cierre de ayer y se ubicó en los $58. Mientras que en el canal electrónico se lo pudo conseguir apenas 5 centavos más barato a $57,95.

Por el lado del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la moneda norteamericana trepó un 5,3% y llegó a los $55,80 tras sumar $2,80. En lo que hace al riesgo país, esta variable medida por el Banco JP Morgan llegó a duplicarse en tan solo 48 horas hasta ubicarse en el nivel más alto de la última década, es decir, unos 1.701 puntos básicos. No alcanzaba una cifra así desde el pasado 1 mayo del año 2009, fecha en la que sumó 1.764 unidades durante la gestión de Cristina Kirchner.

Por último y a modo de cierre, luego de haber sufrido en la jornada de ayer lo que se conoció como «el peor derrumbe de su historia«, la bolsa porteña pudo recuperar algo de todo lo perdido tras rebotar poco más de un 10%, gracias a que los dueños de las compañías que cotizan allí compraron sus propias acciones. Sin embargo, los bonos argentinos profundizaron su caída y hasta ahora no se prevé un panorama estable en cuanto al dólar, quien impactó fuertemente a las pymes y las empresas constituidas en el país.