La economía amaneció impredecible tras las PASO

Este lunes se encontró lleno de sorpresas, luego de las PASO. En cuanto a los activos de Argentina se desplomaron en Wall Street hoy luego del fuerte revés electoral del presidente liberal Mauricio Macri en las primarias, que amenaza seriamente su reelección en octubre y la continuidad de sus reformas económicas. En la bolsa de Nueva York, los bonos argentinos mostraron caídas de alrededor de 20% y las acciones de las empresas argentinas, de más de 50%, como reacción al resultado de las primarias del domingo.

En la apertura de la bolsa, los precios de los bonos eran entre 16 y 24 puntos más bajos, reflejando como mínimo un reperfilamiento de la deuda argentina, según el experto. Los bonos a 100 años del país cayeron casi un 27% en Nueva York a 54,66 centavos por dólar, informó Bloomberg. Los títulos de empresas argentinas en Wall Street (ADRs) registraban ventas sin precedentes, con mayor afectación de los bancos ante la preocupación de los inversores por la salud del sistema bancario local, explicó Piedrahita, quien anticipó una posible congelación de depósitos bancarios en los próximos días o semanas.

En cuánto a los bancos y las caídas registradas, es importante acotar que para las 16H00 GMT, las caídas más pronunciadas se registraban en las acciones del Banco Galicia (-53%), seguido de Grupo Supervielle (-51%) y finalmente al BBVA Banco Francés (-54%), pero también la caída se mostró en la petrolera estatal YPF (-31%), la empresa eléctrica Edenor (57%) y el principal grupo privado del sector energético del país, Pampa Energía (52%), esto según información suministrada por Noticias Argentinas.

Banco Central toma medidas

En materia económica, el Banco Central de la Argentina debió vender hoy unos 100 millones de dólares para tratar de ponerle un techo a la cotización de la divisa norteamericana, que se disparó por encima de los $62 al promediar la rueda y luego retrocedió a $58, el día después de la contundente derrota del Gobierno en las PASO. En el mercado minorista, el dólar llegó a venderse a más de $60 y ahora está a $58, trece pesos más que la cotización del viernes. Aunque por ahora no se estabiliza y cambia en cuestiones de minutos.

En cuanto al mercado mayorista, donde operan los bancos y las grandes empresas, pegó un salto de 23% y se vende a $56. El pánico se extendió al mercado bursátil y el índice Merval se derrumba 34% en la bolsa porteña, con casi todo el panel en rojo y picos de 40% de baja para papeles como Edenor. Por ahora, el panorama se encuentra completamente inestable y aún no se presenta la causa del descontrol económico que golpeó fuertemente la economía.