FMI ALERTA DE LOS PERJUICIOS DE LA ESCALADA DE LA GUERRA COMERCIAL

Un aumento en los tributos por la diatriba comercial que mantienen China y Estados Unidos puede afectar notoriamente el desarrollo económico de China, comunicó el viernes el Fondo Monetario Internacional, luego de que Donald Trump avivara el problema con Pekín. El FMI en su informe anual sobre la economía china señaló «una escalada en las tensiones comerciales, principalmente por la imposición de tarifas aduaneras del 25% sobre el resto de importaciones de China, podría reducir el crecimiento 0,8 puntos porcentuales en 12 meses».

Así como pronóstico que el crecimiento de China disminuya a 6,2% en 2019 y 6% en 2020, en comparación con el 6,6% registrado el año anterior. Todo esto en función de los aranceles del 25% a productos chinos por 200.000 millones de dólares impuestos por Washington, sin tener en consideración el anuncio del presidente de los Estados Unidos de empeñar con un 10% otros 300.000 millones de dólares de importaciones chinas a partir de 1 de septiembre del corriente año, según información suministrada por Noticias Argentinas.

China, en respuesta a los tributos acreditados decidió suspender inmediatamente la compra de productos agrícolas a Estados Unidos. Adicionalmente, Trump comunica el viernes por la mañana cancelar la ronda de negociaciones que ambos países habían programado para septiembre en Washington.»No estamos listos para lograr un acuerdo, pero veremos qué pasa», dijo Trump. «Tenemos todas las cartas. Lo estamos haciendo bien» afirmó el mandatario, mostrándose optimista ante los resultados obtenidos. Las declaraciones del presidente de los Estados Unidos provocaron una caída de los valores de Wall Street.

Dólar más débil

Trump anuncia que todos los productos chinos estarán sometidos a tarifas aduaneras sancionadoras, imponiendo tributos por valor de 360.000 millones de dólares. El día lunes la moneda china alcanzó su menor valor en la última década en comparación con el dólar, induciendo la intervención de Pekín para frenar la devaluación. Trump acusó al gobierno chino de «debilitar su moneda», pero sus declaraciones con respecto a las negociaciones comerciales desvalorizó aún más la divisa china.

El presidente estadounidense recurrió al banco central (Fed) para disminuir las tasas de interés y contraatacar. El banco central bajó las tasas de interés la semana pasada un cuarto de punto porcentual, después de haberlas aumentado un punto en cuatro subidas durante los últimos doce meses. Esto trae como consecuencia  la reducción de la demanda de dólares, desfavoreciendo su valor. Aún así el dólar sigue siendo más estable que otras monedas, razón por la que inversores se refugian en él ante la incertidumbre económica.