Caída del empleo formal: más de 200 mil personas perdieron su trabajo

En los últimos doce meses, perdieron su empleo 203.900 personas. Más de 141.000 de ellas pertenecían al sector privado. Esta información fue revelada por el Ministerio de Producción y Trabajo. La cartera indicó además que los empleos con aportes al sistema de Seguridad Social sufrieron una merma de 15.000 puestos.

La estadística oficial registró en abril un total de 12.113.900 puestos entre trabajadores del sector público y privado, monotributistas, autónomos y trabajadores de casas particulares. En marzo, esa cifra había sido de 12.128.900, por lo que la desocupación alcanzó a más de 200.000 argentinos en un mes.

Pese a esta panorama, la variación desestacionalizada con respecto a marzo de 2019 arrojó un aumento de 3.300 empleos. Esto fue interpretado por el ministerio encabezado por Dante Sica como una reacción positiva del mercado laboral.

«En el sector privado, en abril de 2019 hubo 164.000 trabajadores registrados menos que en abril de 2018 (-1,9%)», de acuerdo con el informe publicado este miércoles. Aquí no solo se redujeron los asalariados registrados (-141.000), sino también los trabajadores independientes (-39.800). «En cambio, los asalariados registrados de casas particulares se incrementaron en 16.800 trabajadores», precisó el estudio.

En el ámbito privado, la caída en los asalariados registrados se vio reflejada, principalmente, en la pesca (-6,8%), el rubro hotelero y gastronómico (-3,1%), las actividades inmobiliarias (-1,5%) y los servicios comunitarios, sociales y personales (-1,2%). La enseñanza privada logró sortear esta situación y logró un alza de 1,2%.

A las cifras anteriores deben agregarse aquellas que reflejan las mayores bajas interanuales, que «ocurrieron en industrias manufactureras (-5,4%), comercio y reparaciones (-3,9%), transporte, almacenaje y comunicaciones (-2,8%) y hoteles y restaurantes (-2,5%)». Los mayores incrementos sucedieron en los rubros explotación de minas y canteras (+3,7%), agricultura (+2,6%), enseñanza (+1,5%) y pesca (+1,2%).

En la variación interanual, los monotributistas sociales sufrieron una baja de 58.700 (-14,1%). En el caso de los monotributistas, la merma fue de 34.900 aportantes (-2,2%). El descenso de los autónomos registrados se alejó de los cinco dígitos, ya que la reducción fue de 4.900 (-1,2%). El empleo en casas particulares fue la única modalidad de ocupación del sector privado que logró un saldo positivo, ya que experimentó un crecimiento de 16.800 (3,5%).

Estos datos se complementan con los que proporcionó recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Los mismos, tal como explicaba este medio, reflejaron que la desocupación es del 10,1% y que hay más de dos millones de personas sin trabajo.