La mujer que cayó a las vías del tren en la línea D de subte, se encuentra estable

Está internada y sufrió traumatismo de sacro y rotura de cráneo
<a href="https://elcivico.com/actualidad/2019/10/18/la-mujer-que-cayo-a-las-vias-del-tren-en-la-linea-d-de-subte-se-encuentra-estable/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-18T10:05:59-03:00">octubre 18, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-18T10:10:46-03:00">octubre 18, 2019</time></a>

Andrea, la mujer de 54 años, que este martes cayó a las vías del tren en el subte D en la estación Pueyrredón, producto de haber sido empujada por el desvanecimiento de un hombre, hoy se encuentra internada pero estable. Se halla en una clínica ubicada en el barrio de Palermo y sufrió traumatismo de sacro y fractura de cráneo.

Andrea es maestra jardinera y estaba esperando el subte, en dirección a Congreso de Tucumán, para ir a uno de los establecimientos en los que trabaja. De repente, un hombre, que se encontraba apoyado en una columna, se desmayó y en consecuencia empujó a esta mujer, quien cayó a las vías y quedó inmóvil. Gracias a los gestos y señas de los pasajeros y a que el chofer logró detener la formación, hoy Andrea se encuentra con vida.

Marcelo, su marido, quien de inmediato al enterarse de lo ocurrido se dirigió a la estación de subte, contó cómo se encuentra su mujer hoy. “Cuando yo llegue al lugar del hecho, ella estaba en el andén, si bien había recuperado el conocimiento no sé acordaba de nada” y agregó: “Luego recordó que ella estaba prestando atención al cartel que indicaba que faltaba un minuto para que viniera el tren y luego fue golpeada y cayó a las vías. Lo único que sintió fue un empujón y ahí perdió el conocimiento“. 

“Cada vez que vemos las imágenes estamos impactados y angustiados, la sacó muy barata. Ella está bien, inmovilizada pero recuperándose. Tiene una fractura de sacro y un traumatismo de cráneo. Me pidió ver las imágenes y al hacerlo, se pone a llorar y no lo puede creer. El impacto psicólogo es muy grande”, manifestó Marcelo.

La otra gran protagonista de esta historia es Roxana, quien manejaba el tren y logró frenar la formación. “Entraba al andén y veo a personas haciendo señas, gritando y a una persona en el piso. Activo el freno de emergencia, que es el protocolo de seguridad que tenemos que activar en estos casos”, explicó y añadió. “Se entra a 30, 49 kilómetros , cuando se activa el protocolo de seguridad, la formación frena según su tonelaje y el peso de los pasajeros que hay en ese momento, vos no sabes a cuánto va a frenar, cómo va a responderte el tren. Lo único que quería es ver que la mujer estuviera bien“. Una historia, que gracias a la gente, terminó bien.